Córdoba Open: Delbonis ganó el duelo ante Mayer, la sorpresa de Londero y el récord boliviano que esperó 34 años

Federico Delbonis consiguió su primer triunfo del año
Federico Delbonis consiguió su primer triunfo del año Crédito: Córdoba Open
Sebastián Torok
(0)
6 de febrero de 2019  • 00:38

CORDOBA - Desde hace largo rato, una dolencia en la cadera izquierda lo tiene a maltraer a Federico Delbonis . Es difícil enfocarse a pleno en un deporte de altísima exigencia como el tenis cuando los problemas físicos acechan y la solución no asoma en el corto plazo. Dentro de ese contexto, el zurdo que protagonizó el partido más importante de la historia del tenis argentino, el que le dio a nuestro país la Copa Davis, intenta recuperar terreno. En el polvo de ladrillo del predio Mario Kempes, dio un paso en esa dirección al ganarle a Leonardo Mayer por 6-4, 6-7 (5-7) y 6-3, y conseguir el pase a la segunda rueda del Córdoba Open , donde se enfrentará el jueves con el español Roberto Carballes Baena.

La victoria ante el correntino significó para Delbonis su primer triunfo en el nivel ATP en casi seis meses, desde aquella victoria sobre John Millman, en Bastad, Suecia, en julio pasado. Pasaron más de seis meses desde entonces. Retrocedió hasta salir del Top 100 (111°, en agosto). Delbo dejó los ATP y buscó sumar confianza y puntos en el circuito de Challengers. De hecho, empezó 2019 en un torneo de esa categoría, en Nueva Caledonia, donde alcanzó las semifinales. En el Abierto de Australia se despidió en el estreno.

Entrenado por Mariano Monachesi, Delbonis entiende que es tiempo de avanzar con pasos cortos. Por lo pronto, se dio el gusto de superar a Mayer, al que sólo había derrotado previamente hace siete años, en la qualy del Masters 1000 de Montecarlo. "Tengo una gran amistad con él, fue una pena tener que jugar contra Leo. ¿El triunfo? Creo que fue clave mantenerme en el partido en todo momento, porque él siempre estuvo adelante con un break en los tres sets. Pude revertirlo y quedarme con una victoria trabajada. Ahora quiero descansar, y disfrutar de mi familia", destacó el zurdo de Azul.

Más temprano, y tal como sucedió el lunes con Pedro Cachin, hubo festejo cordobés. Juan Ignacio Londero aprovechó la invitación que recibió y dejó fuera de carrera a uno de los candidatos, Nicolás Jarry, al que superó por 6-2 y 7-6 (7-5). Nacido en Jesús María, el Topo consiguió -por ranking- el mejor triunfo de su carrera; posiblemente tampoco haya sido el mejor día de Jarry, que venía de disputar la eliminatoria de Copa Davis contra Austria en Salzburgo, y llegó con poco tiempo para aclimatarse. Con Andrés Schneiter como coach, Londero celebró su primera victoria en el nivel ATP,. pero este miércoles ya tendrá otro examen, contra el italiano Lorenzo Sonego.

Dellien hizo historia en Córdoba

Hugo Dellien nació en Trinidad, Bolivia, hace 25 años. Desde hace aproximadamente una temporada y media vive en la Argentina. Decidió instalarse en nuestro país para tratar de seguir evolucionando en el tenis, su deporte, su profesión. Entrenado por el rufinense Alejandro Fabbri (166° de dobles en 2009) y preparado físicamente en Sports Lab, el centro de alto rendimiento dirigido por Martiniano Orazi (ex PF de Juan Martín del Potro) en Parque Norte, Dellien vivió un 2018 de ensueño: comenzó en el puesto 248° y terminó 122°, pero en julio alcanzó su mejor posición histórica, 100°. De esa manera se transformó en el primer tenista boliviano en llegar al Top 100 luego de Mario Martínez, el mejor jugador de la historia de ese país, que fue 32° en 1980.

Pero en el Córdoba Open, la Pantera Dellien, como lo apodan en Parque Norte, siguió haciendo historia. Beneficiado por la baja del chileno Christian Garin, que llegó tarde a la ciudad y canceló su actuación por "fatiga", Dellien entró como "lucky loser" y se convirtió en el primer boliviano en el cuadro principal de un ATP en 34 años. El último había sido Martínez, en Delray Beach 1985. En el court 1 del predio del estadio Mario Kempes, Dellien (actual 116°) se midió con el español Albert Ramos Viñolas (71°) y perdió por 7-6 (9-7), 4-6 y 6-3.

"Es una gran persona, un chico aguerrido para competir y entrenar. Se acaba de casar en diciembre después del mejor año de su carrera. Decidió no ir al Abierto de Australia, pese a que había entrado en la qualy, para prepararse bien para la gira sobre polvo. Está en condiciones de jugar de igual a igual con jugadores de ATP. Desde lo físico ha trabajado muchísimo. Tiene muy buena derecha y es prolijo, completo", le comentó Orazi a LA NACION.

La temporada pasada, Dellien ganó los Challengers de Sarasota (por ese título fue felicitado, en redes sociales, por Evo Morales), Savannah y Vicenza, y llegó a la final de Marburg (Alemania).

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.