Bajo presión

Mariano Puerta y David Nalbandian perdieron el dobles ante Karol Beck y Michal Mertinak y ahora la serie está 2 a 1 en favor de Eslovaquia; mañana Coria está obligado a ganar ante Hrbaty
Mariano Puerta y David Nalbandian perdieron el dobles ante Karol Beck y Michal Mertinak y ahora la serie está 2 a 1 en favor de Eslovaquia; mañana Coria está obligado a ganar ante Hrbaty
(0)
24 de septiembre de 2005  • 14:02

BRATISLAVA.- Eslovaquia tomó una importante ventaja de 2-1 sobre la Argentina en la semifinal de Copa Davis que animan en Bratislava, tras el triunfo que lograron hoy los tenistas Karol Beck y Michal Mertinak por 7-6 (7-5), 7-5 y 7-6 (7-5) sobre los argentinos David Nalbandian y Mariano Puerta en el punto dobles, al cabo de dos horas y 44 minutos de juego.

La serie continuará mañana y para poder acceder a la final Argentina deberá ganar indefectiblemente los dos puntos que restan, es decir los que animarán Guillermo Coria frente a Dominik Hrbaty y Nalbandian ante Beck.

La clave. En un partido muy equilibrado y con poca diferencia en el total de puntos ganados, el conjunto local estuvo más preciso en los momentos definitorios del match.

La figura. Michal Mertinak fue intratable cuando le tocó sacar. Puerta y Nalbandian no pudieron complicar con la devolución al eslovaco, que nunca cedió el servicio en todo el partido.

No pesaron los antecedentes. La historia de los cordobeses era óptima antes de la cita sobre la peculiar cancha eslovaca. Cinco compromisos del Nalbandian, con distintos compañeros -sólo en una coincidió con el finalista de Roland Garros- y ninguna derrota. Desde su debut. En el año 2002.

Similar registro ofrecía Puerta, que nunca había caído como doblista en Copa Davis. Y eso que disputó tres eliminatorias bajo esa condición.

Cómo fue el partido

1º set

El desarrollo fue muy parejo, y en el duodécimo juego, a pesar de haber tenido que levantar una clara desvantaja, los argentinos forzaron el tie-break, en el que los locales se mostraron más solidos y lo ganaron 7-6 (7/5).

2º set

Como en el primer parcial también hubo paridad hasta el noveno juego, en que los locales quebraron el saque. Cuando la hinchada eslovaca ya festejaba el set, en el siguiente y muy disputado décimo game, Nalbandian y Puerta les devolvieron la gentileza, y renacieron las esperanzas para volver a quebrar (5-5).

Sin embargo, la alegría duró muy poco porque Beck y Mertinak volvieron a robarles el servicio en el undécimo juego (6-5), para luego imponerse 7-5 en tres cuartos de hora en la cancha.

3º set

La Argentina estuvo lejos de entregarse, pero los eslovacos jugaron más sueltos con una ventaja tranquilizadora. Aún así, el desarrollo fue muy parecido a los anteriores, y llegaron empatados al duodécimo juego, lo que obligó a un segundo tie-break.

Nuevamente, los anfitriones jugaron con la ventaja anímica y un poco de fortuna, para imponerse 7-6 (7/5).

Eslovaquia sacaba en el tie break 6-3 y tenía tres match points. Desaprovechó dos saques y la responsabilidad quedó en el servicio de Nalbandian. El cordobés sacó muy bien, pero una excelente devolución obligó a una respuesta exigida que terminó en la red.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.