Cañas ganó y ahora espera a Mirnyi, el verdugo de Gaudio

El 27° favorito batió al australiano Arthurs y fue el único argentino que ayer se retiró victorioso; Acasuso cayó frente a Mantilla
(0)
30 de agosto de 2001  

NUEVA YORK.- Cuando el panorama parecía tornarse oscuro, Guillermo Cañas , el jugador con mejor rendimiento en esta temporada, puso un poco de luz a las aspiraciones argentinas en el cuarto torneo de Grand Slam de la temporada.

Cañas, que es el 27° favorito del US Open, batió al australiano Wayne Arthurs (58° del Sistema de Acceso) por 6-1, 6-3, 6-7 (7-9) y 6-2 y se convirtió en el tercer argentino -sobre nueve que llegaron aquí- que supera la primera rueda del certamen de 15.700.000 dólares en premios, situación que ya habían alcanzado Mariano Zabaleta y David Nalbandian.

La sonrisa quedó en el rostro de Cañas, mientras que la desazón fue para Gastón Gaudio (53°) y José Acasuso (77°). El primero, que acumuló su sexta derrota consecutiva en una rueda inicial de un Grand Slam, cayó ajustadamente ante el bielorruso Max Mirnyi (44°) por 7-6 (8-6), 6-3 y 7-6 (7-4), en el que se convirtió en un antecedente de lo que puede ocurrir en la Copa Davis, a fines de septiembre, en Córdoba, cuando la Argentina dispute ante Bielorrusia el ascenso al Grupo Mundial de esa competencia.

"Allá será algo distinto. Sobre polvo de ladrillo es otra cosa. Todo será diferente", dijo Gaudio acerca de su adversario.

Pero Mirnyi, que en su historia cuenta con varias victorias sobre Mariano Zabaleta, será un apellido que se seguirá escuchando en los oídos de los tenistas de nuestro país, pues será el próximo adversario de Cañas, que con Gaudio, Franco Squillari y Luis Lobo, integrará el conjunto que dirige Franco Davin.

Volviendo a la jornada de ayer, Acasuso, el chico que se convirtió en sorpresa en la Copa AT&T, en febrero último, en Buenos Aires, también sufrió otra derrota en un torneo grande: cayó ante el experimentado español Félix Mantilla (64°) por 6-3, 6-3 y 6-4.

Para hoy está programada la actuación de Zabaleta (103°) y de Nalbandian (80°). El tandilense se medirá con el norteamericano Taylor Dent (132°) y el cordobés, que logró el título juvenil en este mismo torneo en 1998, será el adversario del francés Nicolas Escudé (31°)

  • La única alegría. Si bien Arthurs no es un tenista del lote de vanguardia, se trataba de una prueba muy importante para Cañas. ¿Por qué? El australiano es un poderoso sacador que cuenta con victorias importantes. Con un antecedente en el US Open que era para tener en cuenta: en 2000 había eliminado a Gustavo Kuerten en la rueda inicial.
  • Y Cañas, que tiene la virtud de poseer una buena devolución, estuvo atento a ese detalle y logró una notable actuación en los dos primeros capítulos, en los cuales Arthurs no pudo imponerse con su veloz saque.

    En el tercero, el australiano insinuó una recuperación. Contó con una ventaja de 5-3, pero el pupilo del entrerriano Pablo Martín se repuso y contó con un match-point en el tie-break. Con un servicio y una volea, Arthurs se repuso y luego forzó a un cuarto parcial.

    En él, Cañas volvió a ser el de los dos primeros sets. Tomó las riendas del encuentro (se puso 4-0) y dominó la definición a su antojo. El pasaje a la segunda rueda estaba asegurado para el único argentino que en esta temporada alcanzó los octavos de final en dos torneos de Grand Slam (Roland Garros y Wimbledon).

    "Creo que jugué un gran tenis; estoy muy confiado para este torneo. Mirnyi es un gran sacador y voleador. Será un partido similar al que disputé con Arthurs. Tendré que concentrarme otra vez en la devolución. Pero no voy a pensar en la Copa Davis, acá estoy jugando en US Open", dijo Cañas, que disfruta del último torneo de Grand Slam de la temporada con compañía de sus padres, Mirtha y Luis, y de varios amigos del barrio de Tapiales, donde nació y se crió.

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?