Capriati-Clijsters y Safin-Haas, las otras semifinales

Así se sumaron a Hingis-Seles y Johansson-Novak en las etapas decisivas en Melbourne; el chileno Ríos, eliminado
(0)
24 de enero de 2002  

MELBOURNE (DPA).- Tiempo de definiciones en el Abierto de Australia de tenis. Ya se conocen los ocho nombres de hombres y mujeres que lucharán por los dos lugares de cada jornada de definición.

Por el lado de las mujeres, la última jornada de los cuartos de final tuvo como vencedoras a las dos favoritas de la gente: la norteamericana Jennifer Capriati (1a), defensora del título, y la belga Kim Clijsters (4a), la novia de Lleyton Hewitt, algo que, a falta de australianos, la convirtió en la preferida del público local.

Capriati despidió a la francesa Amelie Mauresmo (7a) por 6-2 y 6-2, mientras que Clijsters, en el duelo del Frente Belga , eliminó a su compatriota Justine Henin (6a) por 6-2 y 6-3.

En el sector masculino, el ruso Marat Safin llegó a las semifinales casi sin jugar. El sudafricano Wayne Ferreira sufrió una lesión muscular en la zona del abdomen y abandonó el encuentro apenas 28 minutos después del comienzo, cuando Safin se imponía por 5-2.

La mayor emoción de la décima jornada se vivió en el encuentro de clausura. El alemán Tommy Haas (7°), en una batalla de 3h17m, despidió al último latinoamericano que quedaba en competencia, el chileno Marcelo Ríos, por 7-6 (7-2), 6-4, 6-7 (2-7) y 7-6 (7-5).

Al cierre de esta edición, se estaban disputando tres partidos por las semifinales. La suiza Martina Hingis (3a), que no obtiene un certamen grande desde hace tres temporadas -su última victoria fue aquí-, se enfrentaba con la norteamericana Monica Seles (8a); a continuación, ya en la madrugada argentina, Capriati lo hacía con Clijsters; entre los varones, el checo Jiri Novak jugaba con el sueco Thomas Johansson (16°); el vencedor accederá, por primera vez, a un encuentro decisivo en un torneo de estas características.

  • Un choque atrayente . Más allá de la lógica y marcada superioridad que se notó en los encuentros femeninos y de los pocos golpes que necesitó ejecutar Safin, como consecuencia de la lesión de Ferreira, toda la atención se colocó en lo que podían ofrecer Haas y Ríos.
  • Por un lado, el alemán -compañero de generación de Mariano Puerta y Mariano Zabaleta-, porque pese a sus buenos resultados en el circuito no plasmó esa diferencia en las pruebas de Grand Slam. Haas cuenta con cinco títulos, está disputando su primer torneo de la temporada y, el año último, finalizó en el 9° lugar en la Carrera de los Campeones.

    Por el otro Ríos, el talentoso chileno que quiere otra vez meterse en la pelea -capacidad le sobra- y que amagaba con romper el estigma de no haber alzado una de las cuatro copas más importantes del mundo del tenis.

    Con todos estos antecedentes, Haas y Ríos entregaron un partidazo. Se impuso Haas por tercera vez en igual cantidad de enfrentamientos, pero en esta oportunidad la victoria fue real; en las dos ocasiones anteriores (Lyon 98 y Roland Garros 2000), el Chino se había retirado por lesión.

    Haas se impuso sobre la base de potencia y de un formidable servicio (llegó a sacar a 203km/h). El alemán ganó el primer tie-break y logró un break en el séptimo juego del segundo set para colocarse con una cómoda ventaja. Llegó a estar 3-1 en el tercero y allí Ríos resurgió y obtuvo el capítulo. El chileno se dio el gusto de quebrar el saque de Haas, pero éste inmediatamente se repuso y, luego, apuró la definición. Y volvió a las semifinales. Como en 1999.

    Primer éxito de Dulko

    La argentina Gisella Dulko se impuso a la surcoreana Da-Jung Hong por 6-2 y 6-2 y ahora se enfrentará con la eslovaca Kristina Czafikova por la segunda rueda; en dobles mixto, Gastón Etlis y Paola Suárez jugarán con Jeff Tarango (Estados Unidos) y Rita Grande (Italia) por los cuartos de final.

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?