Saque y red. Chucho no es un hombre de sucesos, sino de procesos