Con un sólido andar, Nadal ya está en cuartos de final