Coria y la Davis, un lindo problema

Con su notable ascenso en la temporada, vuelve a sonar fuerte para el partido contra España; un supuesto incidente con Gaudio y sus derivaciones
(0)
19 de mayo de 2003  

El hecho de convertirse desde hoy en el N° 1 del tenis argentino y su buen desempeño en 2003 ponen otra vez a Guillermo Coria en carrera con miras a un objetivo aún distante: la semifinal de la Copa Davis, que se jugará ante la poderosa Armada Española, en septiembre próximo, en Málaga; en consecuencia, aparece un lindo problema para Gustavo Luza, el capitán argentino, que tiene que darle forma al rompecabezas con tan buenos jugadores a mano.

Conviene recordar que, en marzo último Luza convocó a Coria para integrar el equipo que venció a Rusia (5-0), pero el joven de Venado Tuerto renunció y no jugó por unas ampollas en los pies; adujo, en su momento, que perjudicaría al conjunto en caso de tener que abandonar un partido. No obstante, en varias ocasiones admitió: "Jugar la Davis es uno de mis sueños desde chico". En concreto, la ausencia de Coria permitió el ingreso de Mariano Zabaleta en el plantel que completaron David Nalbandian, Gastón Gaudio y el doblista Lucas Arnold.

"Está en un nivel muy importante, ganó con mucha solidez", le comentó Luza a LA NACION respecto de la actuación de Coria en la final de Hamburgo.

Con la mente puesta en las semifinales, Luza expresó: "Falta mucho, pero esto suma para el tenis argentino, y por supuesto, para la Davis; también es un buen mensaje para España. Tenemos un grupo grande de buenos jugadores, y cualquiera puede destacarse. En particular, si Coria no estuvo es porque en su momento prefirió dar un paso al costado. Desde luego, tiene la puerta abierta y lo voy a seguir de cerca como a todos, ya que arranca en igualdad de condiciones con los demás. De todos modos, entiendo que el hecho de tener dos top ten es algo muy importante".

Ahora bien: algunas informaciones de Hamburgo se refirieron a un supuesto incidente entre Coria y Gaudio en los vestuarios, tras la semifinal del sábado. Incluso, en declaraciones a la agencia DPA, el alemán Boris Becker, uno de los organizadores del torneo, dio por hecho que Gaudio golpeó a Coria y afirmó: "Yo hubiese hecho lo mismo, porque si un jugador interrumpe varias veces el partido por calambres, después espero que, por lo menos, esté cansado y no que me barra por 6-0".

Coria acusó fuertes calambres en el final del segundo set y el partido se interrumpió para que fuera masajeado en el muslo izquierdo. De inmediato, Coria demolió a Gaudio por un 6-0 en el que, según dijo, no podía con los dolores. "Acalambrado, en el tercer set jugué el mejor tenis de la semana", dijo.

Cuando terminó el match, Coria saludó a su vencido, pero las cámaras de TV mostraron cómo Gaudio tomaba del hombro a Coria y le decía algo al oído con gesto serio. Luego circuló la versión de que los jugadores llegaron a las manos en los vestuarios.

Muchos recordaron que en febrero de 2001, en Buenos Aires, Coria y Gaudio protagonizaron un duelo de alto voltaje , aunque luego se bajaron los decibeles . Incluso, en esta temporada, Coria y Gaudio jugaron juntos en dobles en Montecarlo, además de disputar una exhibición a beneficio en abril último, en el Buenos Aires.

También, en más de una ocasión, surgió el rumor sobre algún distanciamiento entre Coria y Nalbandian, aunque los dos desmintieron la existencia de problemas.

La posible inserción de Coria en el plantel de la Davis, en medio de algún roce con otros integrantes del grupo, es un tema urticante; sobre todo si se tiene en cuenta que en los últimos años el equipo se caracterizó por trabajar con un clima interno impecable, algo que Luza juzga insoslayable para llegar bien arriba. "Siempre insisto en trabajar unidos bajo el mismo objetivo. Si queremos ganar la Davis, tenemos que tirar todos juntos para el mismo lado", dijo el capitán, que evitó referirse a la supuesta controversia y que la semana próxima viajará a París para ver a los jugadores en Roland Garros, en busca de tener el panorama más claro en la ruta hacia el compromiso más importante de los últimos tiempos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.