En su vuelta, Del Potro llegó sin problemas a la semifinal de Viena