Del Potro: muchas dudas y pocas respuestas en un presente que preocupa

Fuente: Archivo
José Luis Domínguez
(0)
11 de enero de 2020  • 22:21

El miércoles 19 de junio pasado, Juan Martín del Potro disputó su último partido, una victoria por 7-5 y 6-4 sobre Denis Shapovalov, por el torneo de Queens, en Londres. Un resbalón en aquel encuentro agudizó los problemas que el tandilense arrastraba en la rodilla, y luego no se presentó al duelo contra el español Feliciano López. Casi de inmediato, fue operado en Barcelona por el médico español Ángel Ruiz Cotorro. Desde aquél encuentro transcurrieron 207 días. Casi siete meses. Y todavía no se sabe cuándo volverá a jugar. En este momento, abundan las dudas sobre el futuro del tandilense; certezas, pocas o ninguna.

La última noticia fue la confirmación de algo sabido desde hacía varios días: Del Potro no jugará el Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año, que empezará el domingo próximo. Se ausentará por quinta vez en las últimas seis temporadas del Open australiano, que jugó por última vez en 2018, cuando llegó a la tercera rueda. El próximo paso previsto es el torneo de Delray Beach, casi un certamen 'fetiche' en el calendario del campeón del US Open 2009. La organización del torneo con sede en Florida hace semanas que vende entradas para su debut, que sería en la sesión nocturna del martes 18 de febrero. Delpo es una de las caras del certamen. Pero ni siquiera está la lista oficial de inscriptos, aun cuando tranquilamente podría recibir una invitación especial (wild card) para jugar. En todo caso, si llega a ir, no sería la primera vez que toma una decisión de ese tipo. El año pasado acudió a Delray Beach sin estar recuperado al ciento por ciento, y allí volvieron las molestias físicas. El torneo de Acapulco -que empezará el 24 de febrero- también le ha reservado una de las invitaciones, a la espera de lo que determine el tandilense.

Fuente: Reuters

El último anuncio del equipo de comunicación de Del Potro es de hace nueve días, y lejos está de disipar los nubarrones. "Del Potro está buscando soluciones por dolores en su rodilla derecha. La prioridad es su salud, por lo cual no estamos actualizando sobre altas o bajas de torneos. Les diremos, como siempre, los próximos pasos", reza. El último post en el que se ve a Del Potro en acción, de un entrenamiento dentro de una cancha, es del 11 de noviembre, hace dos meses. Después, vale recordarlo, desistió de jugar el partido de exhibición contra Roger Federer, cuando fue reemplazado por Alexander Zverev; pasó por el Parque Roca, pero sólo para saludar a sus colegas y recibir una sentida ovación de parte de los 15.000 espectadores.

En junio pasado se anunció que "fue operado con éxito en la clínica Creu Blanca de Barcelona de su fractura de rótula derecha. En dicha cirugía, se ha procedido a la exéresis del fragmento. La intervención ha sido realizada por los Dres. Jaume Vilaró y Ángel Ruiz Cotorro". Tras la operación, la idea primaria era volver en los torneos de Viena o Estocolmo, en octubre pasado; luego, disputar la exhibición contra Federer. No pudo. Las molestias siguen allí.

Fuente: AFP

Cuando las dolencias en la rodilla regresaron, Ruiz Cotorro le sugirió instalarse en Barcelona para continuar allí la recuperación, pero recibió una negativa. Los entrenamientos se interrumpieron y parte de su cuerpo técnico salió de vacaciones. La gente que habitualmente lo asiste y colabora con él durante las pretemporadas en Tandil no tiene ninguna información de que Delpo vaya a hacer algo inmediato. Se supo que consultó a varios especialistas por los dolores que no se van, pero las respuestas no llegan. Otro detalle sobre su estado anímico: no realizó ningún mensaje de salutación para Navidad ni Año Nuevo, un tema que en otras ocasiones era habitual en su agenda en redes. Pasó las fiestas en Tandil, junto con su familia, y continuó con algunos ejercicios livianos en el gimnasio, pero sin pisar una cancha de tenis.

Y más allá de ser reconocido por su resiliencia y su capacidad para volver desde las cenizas, Del Potro está preocupado. Si regresa al circuito, lo hará después de ocho meses, un lapso en el que muchos de sus rivales han evolucionado y han ganado en ritmo y confianza. Un Del Potro en buenas condiciones, más allá del retroceso en el ranking, podía readaptarse rápidamente al tour, con un puñado de torneos encima. La realidad, ahora, obliga a tomar más cautela en ese sentido. A los 31 años, y luego de cinco operaciones, acaso ya no sea tan sencillo reposicionarse de nuevo. Viene, además, de un 2019 escaso en presencias. Jugó apenas 12 partidos en cinco torneos, con ocho triunfos y cuatro derrotas. Del Potro atraviesa un presente complejo, y por el momento no se avizora la salida.

Crédito: @delpotrojuan

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.