Uruguay. Del Potro volvió a un lugar con un sabor particular