Schwartzman se despidió del Australian Open ante un Djokovic que no dio chances

Australian Open Grand Slam
  • 3
  • 4
  • 4
  • -
  • -
D. Schwartzman ARG
  • 6
  • 6
  • 6
  • -
  • -
Novak Djokovic SRB
José Luis Domínguez
(0)
26 de enero de 2020  • 09:21

Diego Schwartzman cayó ante el serbio Novak Djokovic por 6-3, 6-4 y 6-4, y se despidió en los octavos de final del Australian Open después de dos horas de una batalla desigual. Con la caída del Peque, 14° del ranking mundial, ya no quedan argentinos en carrera en el primer Grand Slam de la temporada.

Ante un adversario de máxima dificultad como puede ser Nole en suelo australiano, su territorio preferido, el Peque buscó plantear un partido agresivo, con la certeza de que esa propuesta era la única que podía permitirle discutirle la iniciativa al número 2 del mundo. El serbio ya llegaba a los octavos de final con resultados contundentes, confianza en el juego y mucha solvencia en el saque, todos aspectos que no favorecían el panorama del Peque. El último argentino en carrera buscó en el comienzo jugar desde la base, tratar de incomodar a Djokovic con algunas aperturas y apoyarse en el saque, y tratar de mantener la intensidad del juego de su adversario. En esa búsqueda constante, la necesidad de arriesgar iba a generar errores en consecuencia, pero no había demasiadas alternativas para intentar la hazaña.

Más firme con el saque, el séptuple campeón de Australia percutió hasta encontrar una rendija en el octavo game, en el que Schwartzman tuvo chances para igualar 4-4, pero con un par de desaciertos quedó 3-5. Djokovic empezó a desequilibrar con los cambios de ritmo y direcciones y en un abrir y cerrar de ojos ya estaba 6-3 y 3-0, con seis games seguidos en el bolsillo.

Lejos de desanimarse, el argentino se mantuvo prendido. Djokovic levantó ligeramente el pie del acelerador un par de games, lo suficiente para que Schwartzman achicara distancias en el resultado y emparejara el desarrollo durante un tramo del segundo parcial. Sin embargo, y aun sin descollar en el desenlace, el serbio hizo valer su mayor jerarquía para cerrar el segundo episodio y quedar a un paso de los cuartos de final.

En el arranque del tercer parcial el argentino se animó con un par de puntos de lujo que levantaron al estadio, pero de manera inexorable se acercaba el final. Una doble falta y un error no forzado acercaron al Peque a la puerta de salida: quiebre, 3-2 y saque para el segundo del ranking mundial. Djokovic, con más recursos, se encaminó hacia la definición sin problemas. Schwartzman lo dio todo, pero se topó con un adversario superior. El partido concluyó luego de 2h6m de acción, con una pelota del Peque a la red.

En las estadísticas, estuvieron parejos en la cantidad de errores no forzados (29 del argentino, contra 31 del serbio), pero Nole duplicó largamente al argentino en la cuenta de tiros ganadores: 38 contra 17. Y más allá de haber sido quebrado una vez, Djokovic terminó con un buen 75 por ciento de puntos ganados con los primeros servicios; un número decisivo ante una de las mejores devoluciones del circuito.

Ahora, el serbio se encontrará en los cuartos de final con el canadiense Milos Raonic, que dio cuenta de Marin Cilic por 6-4, 6-3 y 7-5; otro adversario y otras características en la ruta de Djokovic por tratar de retener la corona de Melbourne.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.