El milagro que admira Francia

El prestigioso diario deportivo L’Equipe sostiene que los argentinos son candidatos en París, liderados por Coria y Nalbandian; abundan los elogios y se destaca el despegue de varios integrantes de la Legión pese a la carencia de recursos
(0)
25 de mayo de 2003  

PARIS.– Sábado de lluvia, pero no importa. La ausencia del sol no es un impedimento para caminar sus calles, visitar sus museos o disfrutar de un café a la vera del Sena. No es necesario un extenso recorrido para palpar, además del tradicional espíritu francés, un clima especial. Obsesionada como pocos por la educación y las conquistas sociales, Francia vive unos meses calientes: la descentralización del sistema educativo divide a la nación y ya se realizaron siete huelgas desde septiembre último. El problema es que muchos docentes dicen que un cambio en la política educativa –nacional y laica– tal cual la impuso Napoleón en las Masas de Granito, a principios del siglo XIX, generaría una diferencia entre ricos y pobres.

Y así como hace casi 200 años les preocupa la educación de los que vendrán, también hay un clima espeso entre quienes ya han recorrido un largo camino. Apremiado por las cuentas y un problema en la pirámide demográfica, el gobierno francés quiere prolongar por cinco años el límite de jubilación. En pocas palabras: a partir del miércoles, el consejo de ministros propondrá estirar a 42 los años de trabajo para pegar el salto a la tercera edad, cuando ahora son necesarios 37 y medio en el orden público y 40 en el caso de los privados. Es por eso que hoy se calcula que unos 500.000 parisienses saldrán al mediodía a las calles entre la Place de la Nation y la Place d’Italie, en el sudeste de esta capital, para oponerse a las intenciones del gobierno.

Mientras tanto, en el sector opuesto de París, el tenis cautiva con su propuesta a 24 horas del arranque de Roland Garros, la segunda cita de Grand Slam de la temporada. Y así como hay interrogantes políticos en el orden local, uno de los grandes misterios que cautiva a la prensa francesa y de otros países europeos, potenciado por el impacto de Hamburgo, es el poder del tenis argentino, que ayer vivió una jornada de poco entrenamiento y mucha espera en la sala de los jugadores de la prueba, que repartirá 13.044.055 euros.

En la nómina de candidatos de la revista de L’Equipe, el diario deportivo más importante del mundo, figuran Los Gauchos. ¿Quiénes son? Nada menos que Guillermo Coria y David Nalbandian, rotulados como las dos caras fuertes de un tenis argentino que "con la compañía de Gastón Gaudio, Agustín Calleri, Mariano Zabaleta, Juan Ignacio Chela y otros grandes nombres, busca seguir los pasos de Guillermo Vilas".

Desde febrero, la publicación francesa viene insistiendo en que los argentinos son candidatos para alzar la Copa de los Mosqueteros. Y algo que les hace abrir más los ojos y aumentar la expectación es al advertir que Gaudio es el rey de la temporada sobre polvo de ladrillo, con 26 victorias, seguido de Calleri, con 24.

Se habla de Coria como de un "Mini-Moya" y de Nalbandian como "El noqueador". Y ayer, cuando se supo que Mariano Delfino y Sergio Roitman ingresaron en el cuadro principal estirando a 16 la cifra de legionarios (doce varones y cuatro mujeres), uno menos que el récord de 1992, las preguntas apuntaron a saber cómo se había construido semejante potencia, aquí sólo superada en cantidad por España, Francia y los Estados Unidos.

La respuesta fue inmediata y el gesto de incredulidad de los interlocutores también. Salvo Coria, Nalbandian y Clarisa Fernández, que crecieron por el apoyo de la Asociación Argentina de Tenis, con un programa que se puso en marcha en 1996, el resto de los nombres que todos conocen llegaron a este momento sobre la base de esfuerzos personales, apuestas de los padres con préstamos solicitados a bancos y a privados como si se tratara de una hipoteca, en la que el hijo debía convertirse en una máquina de resultados para devolver a diez años capital e intereses.

"Es increíble esa historia; aquí formamos jugadores con los millones que deja por año Roland Garros", contestaba un periodista de Midi Olympique, ansioso por descubrir la poderosa fórmula argentina. De escasos secretos, con sabor a milagro. Como el que se pretenderá empezar a escribir a partir de mañana, después de un 25 de mayo que será especial tanto en la Argentina como en Francia.

En total, habra 16 argentinos

PARIS (De un enviado especial).– Tras su paso por Düsseldorf, donde disputaron la Copa del Mundo de la ATP, ayer llegaron David Nalbandian y Gastón Gaudio. El cordobés señaló que está "esperanzado" en jugar un buen Roland Garros, mientras que su compañero de equipo se limitó a decir que estaba "cansado" por la gira que realiza por Europa.

También ayer, Mariano Delfino se clasificó para su primer Roland Garros al ganarle al español Oscar Hernández por 7-6 (7-4) y 6-1, mientras que Sergio Roitman, eliminado en la tercera rueda de la previa, entró como perdedor afortunado.

La Legión presentará entonces 16 jugadores en París; los cinco que entraron desde la previa tendrán este programa en el debut: Roitman v. Albert Costa (España, 9°, defensor del título), Delfino v. Jean Rene Lisnard (Francia), Federico Browne v. Olivier Rochus (Bélgica), Natalia Gussoni v. Stephanie Cohen (Francia) y Gisela Dulko v. Gala León García (España).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.