El O2, un espacio ultramoderno para el show