El sabor del reencuentro

Las chicas transitan los carriles de la lógica; entre los varones, aparecieron viejas figuras y sólo quedan tres preclasificados en carrera; habrá un nuevo campeón
(0)
22 de enero de 2002  

MELBOURNE (DPA).- Mientras varios integrantes del mundo del tenis se debaten en discusiones sobre la Batalla de los Sexos, el Abierto de Australia ingresa en su recta final. Ya se conocen los 16 nombres -ocho varones y ocho mujeres- que lucharán por el primer Grand Slam de la temporada. Y ya no hay dudas: mientras las mujeres circulan por la autopista de la lógica, el cuadro masculino es una verdadera caja de sorpresas que ya arrojó una certeza: esta prueba tendrá un nuevo ganador.

El que estampó el sello de realidad a esta última frase fue el ruso Marat Safin. El ganador de US Open 2000 eliminó a Pete Sampras, el último campéon en carrera -1994 y 1997- por 6-2, 6-4, 6-7 (5-7) y 7-6 (10-8) y se anotó en la carrera al título. Safin, de 21 años, criado en Valencia y con una notable facilidad para jugar tanto en superficies rápidas como en canchas lentas, está de regreso tras un 2001 para el olvido entre lesiones y malos resultados.

Pero el que más asombro provoca es el chileno Marcelo Ríos. Finalista aquí en 1998 (la única final de Grand Slam que disputó en su carrera), el ex N° 1 está entregando el mismo tenis que lo llevó a la cima del ranking. El Chino, el único sudamericano que sigue en carrera, eliminó al ecuatoriano Nicolás Lapentti por 7-5, 6-1 y 6-4 y muestra hambre de gloria. Esa que le fue esquiva y que, por capacidad y talento, algún día le tiene que entregar un lugar en la historia del tenis. Este Ríos versión 2002 avanza y domina a su antojo. Como lo hacía hace varios temporadas. En esos tiempos en los cuales Sampras lo había marcado como su sucesor. Ríos ahora se cruzará con el alemán Tommy Haas (7°), vencedor del suizo Roger Federer en una maratón de cinco sets: 7-6 (7-3), 4-6, 3-6, 6-4 y 8-6.

La otra sorpresa la encarna Wayne Ferreira, el rival de Safin, que tras vencer al español Albert Costa por 4-6, 6-4, 6-4, 6-7 (4-7) y 9-7 está a un paso de su mejor actuación en Melbourne: fue hace diez años, cuando alcanzó la semifinal.

Ni qué hablar del sector inferior del cuadro masculino. El checo Novak y el austríaco Koubek -alguna vez estuvo en Buenos Aires disputando la Copa Ericsson- están viviendo su mejor actuación en un certamen grande. Por último, el choque sueco, entre el resucitado -ex N° 4 del mundo- Björkman, semifinalista de US Open 97- y Thomas Johansson, muestra el verdadero poder de una potencia: siempre aparece un jugador de Suecia en el camino.

El análisis es diferente si se pega un vistazo por el cuadro femenino: allí es todo lógica. La campeona del año último, la norteamericana Jennifer Capriati (1a) despidió a la italiana Rita Grande por 6-3 y 7-6 (11-9). Los cuartos le prometen un choque de campañillas, pues hoy se enfrentará con la francesa Amelie Mauresmo, otra a la que le sientan bien los aires australianos. La finalista de 1999 aseguró su paso a cuartos tras vencer a la alemana Marlene Weingartner por 6-0, 4-6 y 7-5.

El Frente Belga sigue dando muestras de su poder. Tendrá una semifinalista pues se verán, frente a frente, Kim Clijsters (4a) y Justine Henin (6a). La primera, novia del australiano Lleyton Hewitt, batió a la eslovaca Janette Husarova por 6-0 y 6-2; Henin, pupila del argentino Juan Carlos Rodríguez, eliminó a la rusa Elena Dementieva por 6-0 y 6-3.

Al cierre de esta edición se medían las norteamericanas Venus Williams y Monica Seles y la suiza Martina Hingis con la italiana Adriana Serra Zanetti. Las fichas estaban puestas en favor de las victorias de Venus y Martina. Para ver el clásico del tenis femenino. Para saber si Venus estira su paternidad o para ver si Hingis puede romper el maleficio de no saber lo que es ganar un Grand Slam desde hace tres temporadas, desde que levantó el trofeo aquí, en 1999.

Los juniors buscan avanzar

La argentina Gisella Dulko, 8ª favorita del certamen junior del Abierto de Australia, se medía anoche ante la coreana Da Jung Hong, por la primera rueda. En cuanto al torneo juvenil de varones, Brian Dabul, N° 1 del ranking mundial y máximo favorito, se medirá hoy por la noche con el norteamericano Robert Yim, en un match de la segunda rueda.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?