Emoción: el eterno instante que le regaló el público y que jamás olvidará

Los 80 segundos de aclamación cuando estaba por perder fueron muy importantes para Del Potro; "estoy muy orgulloso", destacó
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
9 de septiembre de 2016  

El adiós de Delpo tras un excelente torneo
El adiós de Delpo tras un excelente torneo Crédito: dpa

NUEVA YORK.- Nueva York amaba a Gabriela Sabatini , campeona aquí en 1990. Hace pocos años, otro argentino en otra disciplina, el basquetbolista Pablo Prigioni , generó de un ícono neoyorquino, el Madison Square Garden, una ovación por su nombre de pila, algo muy inusual en el deporte en Estados Unidos. Anteanoche, Juan Martín del Potro unió ambos casos en el suyo: el del tenista ex campeón acá aclamado por su apodo en un gran estadio.

"Olé, olé, olé, olééé, Delpooo, Delpooo", atronó en el Arthur Ashe. Aunque ya casi vacío a la 1.20 de la madrugada (3000 personas a lo sumo, donde caben cerca de 24.000), el escenario principal del Abierto de Estados Unidos presenció el hecho insólito de que un canto, aplausos y gritos pararan durante 80 segundos un partido para alentar, reconocer y brindarle afecto a un extranjero que estaba por perder un encuentro. No es común eso acá. En casi ningún lugar, en realidad. No es común Del Potro para el público estadounidense, tampoco.

Perdió, nomás, contra Stan Wawrinka por 7-6 (7-5), 4-6, 6-3 y 6-2 el último de los cuartos de final. Y así como antes de obtener la medalla plateada en Río de Janeiro consideró su paso por esos Juegos Olímpicos como más importante que su consagración de 2009 en Flushing Meadows , Juan Martín vivió como algo único esa ovación inesperada, más importante que el resultado. El agasajado no aguantó la emoción. Se enjuagó los ojos con la mano izquierda, caminó de un lado a otro con la cabeza gacha, aplaudió a los hinchas con su raqueta, sonrió entre nervioso y conmovido. Su gloria popular no fue cercenada por el umpire francés, Pascal Maria, ni por un admirador muy cercano, el propio Wawrinka, que se apartó de la escena para que el momento Del Potro fuera eterno y más tarde aplaudió todo el recorrido de su vencido hasta el túnel de salida.

"Es difícil de describir con palabras. Nunca olvidaré esto. Es más grande que ganar cualquier partido. Estoy muy orgulloso de recibir esto de la gente, porque hice un gran esfuerzo para jugar de nuevo al tenis. Me hicieron muy feliz esta noche, tanto que no importa el resultado. Es el mejor premio y lo más fuerte que me llevo de este Abierto de Estados Unidos", se desató el tandilense, en inglés. Volvió al tema más de una vez, claro. Si el encuentro, para él, había sido eso. "Es increíble... En Río fueron todos los partidos como éste. Pero estaban llenos de argentinos. Ahora estamos en Nueva York. Esto vale mucho más que un partido, que un torneo", consideró.

En realidad, todo el certamen fue una suerte de homenaje al argentino. Las aclamaciones, los festejos, los pedidos de fotos y autógrafos... En eso Juan Martín es top-five aquí. Y quién dice que no es el 1 del ranking...

Los medios esparcieron notas sobre la popularidad de Delpo. Ya antes de la eliminación, USOpen.org, el sitio oficial, exageró hasta un "atleta universalmente admirado", y el periodista Richard Osborn tituló "el campeón por el que todos se interesan", para contrastar el carisma del argentino con la frialdad del checo Ivan Lendl, de quien, tras sus dos coronaciones en Nueva York, la revista Sports Illustrated había escrito el artículo "el campeón por el que nadie se interesa".

"No es lindo perder, pero lo que viví en el último game... Es muy difícil que le pase a cualquier otro jugador del circuito. Nunca vi algo así. Si uno se guía por la gente, claramente el ganador era yo, aunque el score marcaba otra cosa", agregó el tandilense anteanoche. Ya ayer, en su cuenta de Instagram publicó: "Tenía ganas de terminar todo ahí y subir y abrazar a cada uno de ustedes". Del Potro sigue en una montaña rusa de sentimientos, dentro de un parque de emociones en el que todo va compensando el costoso ticket de entrada que fue el sufrimiento de hasta hace un tiempo.

Serena perdió hasta el N° 1

Ganadora de 22 Grand Slams, Serena Williams cayó anoche en las semifinales ante la checa Karolina Pliskova por 6-2 y 7-6 (7-5) y de esa manera también resignó el liderazgo del ranking con la alemana Angelique Kerber

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.