En los courts

Venta de entradas. La bendición de Hewitt. Agassi, sin Gilbert. Un Titán como coach.
(0)
31 de enero de 2002  

Venta de entradas

A partir de hoy, de 17 a 20, en el Portón 7 del Buenos Aires Lawn Tennis Club, Olleros 1510, también se podrán adquirir las entradas para el match entre la Argentina y Australia. Las generales costarán $25 por día y $70 el abono; las plateas superiores $60 y $150; las plateas inferiores $70 y $150; el palco sur $100 y $250 y el palco lateral, $85 y $220.

Asimismo, los tickets se expenden por Entrada Plus (4324-1010). Las compras corporativas se pueden realizar por 4384-8355 y 8356.

Las jornadas de singles (viernes 8 y domingo 10) arrancarán a las 14 y podrán extenderse hasta las 22; el dobles (sábado 9) se disputará a partir de las 16.

La bendición de Hewitt

Jason Stoltenberg, entrenador del australiano Lleyton Hewitt, manifestó que el N° 1 del Sistema de Acceso está descansando en su casa y sólo planea volver a jugar en marzo, cuando se recupere de las secuelas de la varicela que contrajo a principios de temporada y, entre otras cosas, le impidió estar en la Argentina para jugar la Copa Davis. “En realidad, esto es como una bendición porque Lleyton estaba necesitado de descanso; hace doce meses, cuando muchos de los tenistas gozaban de vacaciones, él jugaba por la Davis. Ahora creo que volverá al circuito mucho más fuerte”, le dijo Stoltenberg a Reuters.

Agassi, sin Gilbert

Tras una relación de ocho años, el norteamericano Andre Agassi rompió su vínculo con su entrenador y compatriota Brad Gilbert. “Fue mi mejor entrenador de todos los tiempos y he tenido la suerte de tenerlo como guía. Nuestra amistad seguirá intacta”, dijo Agassi que, acompañado por Gilbert, logró la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Barcelona, finalizó como N° 1 en 1999 y consiguió seis de sus siete títulos de Grand Slam, algo que le permitió convertirse en el único jugador de la era moderna que logró todos los certámenes grandes en cuatro superficies diferentes.

Un Titán como coach

A poco más de tres meses de su retiro como profesional, Hernán Gumy volvió a relacionarse con el mundo del tenis. Desde el 2 del actual, el Titán se convirtió en el entrenador de Luciano Vitullo. Más allá de su función como coach, Gumy forma parte de la empresa alemana Global Sports Managment. Entre sus representados se encuentra Juan Ignacio Chela.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?