La Copa Davis. Entre los precios altos y la alegría del final