La palabra de Puerta, desde Tokio. "Es lo primero que sé; nadie me llamó"