"Fue muy bueno no ganar la Davis para poner los pies sobre la tierra"

La conducción de la Asociación Argentina de Tenis, con Grimaldi y Romani, hace autocrítica: "Perdimos una oportunidad extraordinaria y no le dimos contención a Del Potro"; también apuesta al desarrollo con un calendario nutrido y la continuidad de Tito Vázquez como coordinador del proyecto
(0)
27 de diciembre de 2009  

A los 85 años, el ingeniero Enrique Morea le puso fin a su ciclo como presidente de la Asociación Argentina de Tenis, cargo que ejercía desde 1997. Su espíritu siempre le dijo que sí al deporte que amó toda la vida, pero el cuerpo ya no resiste los embates diarios. Su impronta continuará. Así lo determinaron las recientes elecciones en la Asociación Argentina de Tenis (AAT), en las que quien era su primer vicepresidente, Arturo Grimaldi, ganó la presidencia. En esa tarea lo acompañará, como en la comisión directiva anterior, Héctor Romani, el brazo ejecutor de la AAT. Por algo, la lista se llamó Continuidad y Gestión.

Se trata de los mismos dirigentes que estuvieron también en la final de la Copa Davis 2008, que la Argentina perdió frente a España (1-3) en el estadio Islas Malvinas, en Mar del Plata. La mayor frustración del tenis argentino, por escándalo. Por el escándalo. Hubo diferencias, conflictos, falta de comunicación. Todo se mezcló en un trago amargo del que, según dicen, han aprendido.

"Cuando uno da señales de responsabilidad, el equipo se va sintiendo mejor también. Hace varios días que estamos preparando el desembarco en Estocolmo", comenta Romani, acerca de la serie por la primera rueda de la Copa Davis 2010 ante Suecia, mientras Grimaldi aclara: "Sabemos que, lamentablemente, si no ganás, no sirve de nada".

-Bueno, pero, sin duda, el orden es importante. ¿Esta es la autocrítica sobre la final de 2008?

-Seguramente, esta es nuestra autocrítica, pero si volviera a ese momento, no estoy seguro de poder hacer las cosas distintas. Y si uno no puede modificar las cosas, hay algo que no está haciendo bien. Lo que falló fue no darle término en un momento a la discusión sobre dinero, que fue muy compleja. La sede iba para un lado, para el otro. Yo estuve averiguando y no se dio en la historia de la Copa Davis que una provincia aportara semejante cantidad de dinero. Los jugadores cobraron 3.850.000 dólares. Te ponen 6 millones de dólares sobre la mesa y te arman un despelote infernal. Pero no queremos justificarnos; hacemos nuestra autocrítica (Grimaldi).

-¿Esto se repetirá?

-No: la experiencia nos ayudaría muchísimo (Grimaldi).

-Lo positivo es que organizamos una Davis, estructuralmente brillante, por ser la primera final como locales. En lo deportivo, no tomamos el rol de dirigentes y nos pusimos muy al lado de los jugadores. Nosotros tenemos que escucharlos y tomar las determinaciones, porque la responsabilidad es nuestra. El capitán [Alberto Mancini] tampoco fue colaborador; él era un quinto jugador, y eso no ayudó para llevar adelante un proceso en orden (Romani).

-¿Y por qué ese tipo de cosas no se hablaron antes?

-Es que cuando ganás, estás lanzado. Estás en un trabajo continuo y tenés que hacer la menor cantidad de cambios posible para lograr el objetivo. Perdimos una oportunidad extraordinaria; es muy difícil que podamos tener otra igual. Pero no olvidemos que perdimos la Davis porque Del Potro tuvo un tirón en el primer partido. Si no, hoy éramos los campeones, aun con todo lo que pasó. Por esto mismo, creo que fue muy bueno no haber ganado la Copa Davis, para poder poner los pies sobre la tierra y preguntarnos cómo íbamos a desarrollar el tenis argentino. Yo no sé en qué estaríamos ahora (Romani).

-¿Hasta cuándo va a seguir esa ruptura entre la AAT y los jugadores cuando llegan a profesionales?

-Yo creo que lo más fácil es echarle la culpa a la dirigencia, porque fiscaliza la actividad, pero es natural; no quiere decir que haya mala relación. Charlás y listo; no somos enemigos, pero siempre hay una... (Romani).

-... Desconfianza. Pero mirá lo que pasó en España: los jugadores no tenían relación con el presidente y salieron campeones igual (Grimaldi).

-Entonces, ¿por qué España pudo y la Argentina no?

-Insisto: Del Potro se lesionó en el momento crítico. Ahora, por todo lo demás, Juan Martín no estaba bien, no estaba contenido, no estaba apoyado, y nosotros, como asociación de tenis, no le dimos contención. Confiábamos en que la contención nuestra estaba en el vestuario con un capitán y no fue así. Nosotros no estamos en los entrenamientos, en los vestuarios, en las comidas (Romani).

-Y creen que Vázquez sí les ofrece todo esto.

-Totalmente (Romani).

-Y ahora estamos más atentos, indudablemente. También es muy bueno haber puesto un segundo capitán, como Ricardo Rivera. Cuando tenés una persona que a tres meses de una serie te pasa un informe sobre la sede, evidentemente algo ha cambiado (Grimaldi).

-¿Cuál es la actitud de la AAT ante las diferencias, personales o no, entre Del Potro y Nalbandian?

-Esa es una de las grandes tareas del capitán, la de hacer todo lo posible para recomponer esa relación (Grimaldi).

-¿Piensan en la posibilidad de tener sólo a uno en el equipo?

-No: debemos hacer el mayor esfuerzo para que estén los dos (Grimaldi).

-Pero ¿están seguros de que jugarán ante Suecia?

-Yo creo que sí (Grimaldi).

-Estamos casi seguros de que sí. Ellos han madurado. Del Potro ratificó un gran año en el circuito; conoce mejor las relaciones del ambiente. Porque tampoco tenés que ser amigo de todos. Y David también maduró, porque haber tenido una copa en la mano y que se le haya escapado no es un golpe menor (Romani).

-¿La Argentina necesita de los dos para ganar?

-Sí. Si no, será muy difícil ganar la Copa Davis (Grimaldi).

-Tenemos que tener a los dos bien y también debemos tener un inteligente plan de juego. Tenemos que copiar un poco lo que hizo República Checa, que nos tiró el primer partido para asegurarse el quinto punto. Se debería trabajar en esto, porque seguramente tendremos un jugador bien y otro en recuperación (Romani).

// // //

Más allá de la Copa Davis, el tema más saliente del tenis argentino por trascendencia y repercusión, en la AAT apuntan a dos cosas que están relacionadas: sostener el desarrollo de los futuros tenistas sin tener que depender de un buen sorteo de la Copa Davis que garantice ingresos jugosos; sobre todo, cuando se juega como local, algo que este año sólo podría suceder si la Argentina llega a la final.

"El desafío nuestro es poder mantener la actividad más allá de la Copa Davis. Acá se va a ver nuestra mano de dirigentes. Ojalá que en 2011 nos toque un mejor sorteo: eso nos daría una mayor tranquilidad. Queremos tener 20 Futures y, como mínimo, dos Challengers en 2010; también, 10 Women´s Circuit y un torneo femenino de US$ 25.000 dólares en premios. Para nosotros, esta actividad es la adecuada, la que encaja en nuestro país, y por eso la queremos sostener. Somos el cuarto o quinto país en el mundo en cantidad de torneos. Tito Vázquez ya sacó la cuenta: si un chico que está 500° o 600° del mundo se queda acá y le va bien con este calendario, prácticamente se mete entre los 100 primeros del ranking (Romani).

-Además, queremos rearmar la relación con las entidades con un interclubes fuerte. Tenemos los torneos juniors de Grado 1 a 4; tenemos que mandar a los chicos al circuito Cosat; queremos fomentar la competencia de los Sub 10 en equipo; tenemos los planes de Capacitación y Desarrollo, el "Play and Stay" y el programa "Sí", para detección de talentos entre los 6 y 8 años. Vamos a tratar de que este programa se concentre en las chicas. También está el programa Win-Win para que aquellos que no pudieron dar el salto a los 18 años puedan ir a estudiar a los Estados Unidos y sigan su desarrollo tenístico. Tenemos un convenio con 50 universidades de ese país (Grimaldi).

-¿Por qué cuesta tanto el desarrollo de las chicas? ¿Qué se va a hacer al respecto?

-La mujer tiene otras prioridades al desarrollo deportivo. Nos falta romper la barrera estructural de los 16 años, porque hasta ahí tenemos buenas jugadoras. Hay que ver si Paula Ormaechea pasa esta barrera; se le dan los triunfos, se entusiasma y conseguimos que sea la punta de lanza para otras chicas. El deporte de conjunto te da contención; el tenis, no (Romani).

-¿La continuidad de Vázquez es la ratificación del proyecto?

-Sí. Me parece que la idea más brillante que se pudo haber tenido en el tenis fue organizar una escuela itinerante. Hoy tenemos un conocimiento de todos los chicos que juegan a buen nivel nacional y tenemos en claro cuál es la problemática de cada uno de los centros de desarrollo. El hecho de no sacar al chico de su ámbito, que lo supervisemos allí, hace que el grupo de trabajo que lo rodea se sienta valorado por la AAT y que el chico esté contenido. A esos chicos se les prepara un programa de entrenamiento y se los sigue (Romani).

-¿No es mejor contar con un centro nacional?

-Sería nuestro objetivo, pero hay una cuestión presupuestaria. Lo ideal sería tener las dos cosas: la escuela itinerante y el centro. Por el momento, seguimos con los convenios con Pilará y con Parque Roca, donde se tiene que construir una oficina para la AAT. Además, no olvidamos un expediente presentado hace 12 años en el gobierno de la ciudad de Buenos Aires por el Velódromo. Seguimos con esa idea, porque allí centralizaríamos todo, incluso las oficinas (Grimaldi).

-Varios jugadores ven un hueco luego de la Legión. ¿Qué viene detrás de Del Potro?

-Creo que los buenos jugadores están alejados del desarrollo porque hacen lo suyo. Hay 5000 chicos que compiten en el país. Guido Pella (19 años) está ganando en los Futures y se está metiendo en los Challengers, y también tenés a Facundo Bagnis (19). Luego vienen Andrea Collarini, Agustín Velotti, Facundo Argüello, Kevin Konfederak, Nicolás Pastor, más chicos. Por ahí tenemos alguna dificultad entre los 14 y los 16 años. Y entre los más chiquitos tenemos un grupo de cuatro que juegan muy bien: Agustín Torreano, Stefano Di Aloy, Juan Pablo Ficovich y Lucas Luini. Es una gran camada de sacadores. Y entre las chicas esperamos que despegue Ormaechea para que nos deje las puertas abiertas para el resto. Con un millón de dólares de presupuesto, somos potencia en el mundo, porque tenemos muchas instituciones deportivas, excelentes profesionales y una gran competencia durante todo el año (Romani).

-¿Cómo se hace para no depender exclusivamente de los ingresos que genera la Davis?

-Es un tema crucial. Havas (agente comercial de la AAT) quiere que haya cuatro o cinco sponsors principales para acompañar todos los eventos de la AAT. También vamos a trabajar mucho con el carnet (Grimaldi).

-Estamos muy cerca de cerrar con dos o tres empresas multinacionales, con cifras muy interesantes, más allá de Topper y de Omint, las que tenemos hoy. Tenemos un ingreso mínimo garantizado de Havas al año de 1.200.000 pesos, con lo que solventamos el desarrollo. Con esto no te digo que nos podemos quedar tranquilos, pero por dos o tres años podríamos llevar adelante los planes de desarrollo (Romani).

-¿Por qué es tan difícil llegar a ese punto de equilibrio? ¿Por qué cuesta conseguir sponsors?

-Porque lo primero que las empresas quieren es participar en la Copa Davis. Eso fue lo primero que Havas tuvo que modificar de su estrategia original. Y la Davis viene enlatada : en los partidos sólo se pueden tener dos carteles de publicidad en los costados; hay una limitación muy grande. Sólo podés vender un parche en las remeras de los jugadores. No tenemos test-matches o amistosos. Por eso queremos que las empresas sean sponsors de todo el tenis, no de algo en particular (Grimaldi).

-En ese sentido, creamos la figura de "selección argentina de tenis", porque no podemos decir que se trata del equipo de la Copa Davis, las empresas no pueden mencionarlo así: están limitadas. Y en forma coordinada con Tito Vázquez queremos que las empresas tengan una participación en la etapa de preparación del equipo, donde podríamos ofrecerles espacios de estática. Queremos crear un paraguas comercial (Romani).

-La ITF autorizó la negociación de la estática detrás de los bancos. Nos vino muy bien con YPF, porque la empresa tuvo un retorno importante en televisión como visitante. Antes era muy difícil negociar un team sponsor afuera (Grimaldi).

-El concepto de equipo es muy importante. En República Checa, la imagen fue excelente, y eso es lo que tenemos que ofrecer (Romani).

-El ejemplo de Tiger Woods es claro en cuanto a lo que las empresas buscan. La imagen de Woods tuvo un coletazo y las empresas empezaron a condicionarlo. Queremos dar lo que quizá no dimos el año pasado: una imagen de equipo unido entre sí y con el capitán, de seriedad y responsabilidad (Grimaldi).

  • El cambio en la Copa Telmex, bajo la lupa

    Que la Copa Telmex deje el polvo de ladrillo para jugarse en cemento no espantó a los dirigentes de la AAT. "Me parece brillante. Necesitamos más tenis en esas canchas y que los chicos tengan esa mentalidad. Para el desarrollo del tenis, me parece fantástico", dijo Héctor Romani. Grimaldi opinó: "El único peligro es el deterioro físico de los jugadores, porque la cancha rápida es demoledora".
  • Otra novedad: el aporte de los ex jugadores

    Sobre la incorporación de tenistas recientemente retirados como Guillermo Coria y Gastón Etlis al trabajo con los juveniles, Grimaldi dijo: "Hay una búsqueda de capitalizar a todos aquellos que fueron importantes. También estamos preocupados por las mujeres. Por eso, tenemos en Tandil a Mariana Pérez Roldán, a Ivanna Madruga e Inés Gorrochategui en Córdoba, y en el consejo tenemos a Mercedes Paz y a Beatriz Villaverde".
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.