Juan Martín Del Potro: Una torre entre los gigantes del circuito

Marcó un hito al convertirse en el campeón más alto del US Open, pero también se consolidó entre los mejores del ranking mundial y ahora prepara el asalto a la cima
(0)
31 de diciembre de 2009  

Apenas habían pasado unos minutos de la consagración, y en el vestuario del inmenso Arthur Ashe, en una breve ceremonia, el locker destinado al campeón del US Open tenía impreso un nuevo nombre por primera vez en cinco años. Juan Martín del Potro despertó el asombro de miles de seguidores del tenis, en Nueva York y en el resto del mundo, al conquistar el abierto norteamericano con una victoria de carácter épico sobre el número 1 del mundo, Roger Federer, en cinco sets. Un triunfo gigantesco, que marcó la cumbre dentro de una temporada en la que el tandilense se consolidó dentro de la elite del circuito. Un 2009 inolvidable, que comenzó de la mejor manera, con un título en Auckland, y cerró también en gran forma, al llegar a la definición del ATP World Tour (ex Masters) de Londres y con la estatuilla del Olimpia de oro al mejor deportista argentino del año.

En el ambiente del tenis, hay una certeza: siempre es más fácil subir que mantenerse. En los últimos doce meses, a Del Potro le tocaba rendir este examen, el de ratificar aquella asombrosa explosión de cinco meses en 2008 que lo había catapultado al top ten. El tandilense cumplió con creces, e incluso dio otros pasos positivos. Porque no sólo se afirmó dentro de los mejores, sino que terminó en el 5° puesto del ranking, y pasará a ocupar el cuarto lugar dentro de unos días; también superó otra exigencia: la de vencer a aquellos jugadores que estaban por encima suyo en el ranking. Se le achacaba que no podía con los primeros, pero en Miami derrotó a Nadal -por entonces el N° 1-, y luego consiguió más victorias sobre el español, Murray, Roddick... y Federer, claro. Franco Davin, entrenador de Del Potro, se mostró convencido de la competitividad de su dirigido: "Cuando se hace el sorteo en un torneo, estoy seguro de que los cuatro primeros se fijan por cuál lado de la llave sale Del Potro. Ellos también se preocupan cuando lo tienen que enfrentar".

Atrás había quedado una declaración ("Soy el mejor de los malos") en la que se mostraba claramente por detrás de los cuatro grandes que lideraban el tour. Pero ese triunfo sobre el cemento neoyorquino, en esa noche del 14 de septiembre, lo convirtió en el quinto magnífico . Nadal y Federer habían acaparado 17 de los últimos 18 Grand Slams, con Djokovic (Australia 2008) como única excepción. Hasta que apareció Delpo. Su crecimiento quedó reflejado en los torneos mayores: cuartos de final en Australia, semifinal en Roland Garros y final en Flushing Meadows, con un único tropiezo prematuro (2» rueda) en Wimbledon. Por allí realizó su aporte en la Copa Davis, con dos victorias ante la República Checa que no bastaron para evitar la eliminación (2-3) en Ostrava.

Ratificó su regularidad con otra estadística: alcanzó al menos los cuartos de final en 14 de los 18 torneos de ATP que disputó; pocos fueron los que pudieron sorprenderlo. En lo técnico, mejoró muchísimo su servicio, ahora convertido en un arma poderosa, y sus rivales destacan su potencia y su capacidad de desplazamiento, inusual en un jugador de su altura. "Juan Martín aún está en plena evolución. En Nueva York, jugó mejor que en Roland Garros, y en París, lo hizo mejor que a principios de año", comentaba Davin, el orfebre que con ligeros retoques moldea las variantes en el juego del tandilense. Con 21 años, el futuro puede ser más que promisorio, aunque los escalones asomen cada vez más escarpados. Del Potro hizo realidad una ilusión. Vendrán otros sueños: la Copa Davis, el primer puesto del ranking, otros Grand Slams... Pero nunca olvidará esta temporada dorada, en la que se convirtió en un auténtico gigante.

54 partidos oficiales ganó Del Potro durante 2009, sobre un total de 70, con un 77,1% de efectividad. En toda su carrera, su marca en pruebas de ATP es de 138 éxitos y 69 caídas.

11 triunfos sobre top ten cosechó Del Potro este año: superó a Rafael Nadal (3 veces), Roger Federer (2), Andy Roddick (2), Andy Murray, Jo Wilfried Tsonga, Fernando Verdasco y Robin Soderling.

El dato. Federer llevaba seis años sin caer en el US OPEN; Nalbandian había sido su último vencedor, en 2003.

Dixit

Juan Martín Del Potro

"Cumplí el sueño de mi vida: ganar el US Open, ni más ni menos que ante Federer. Ser número 1 es otro sueño y creo que voy por el camino correcto."
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.