La ayuda de Sabatini

La mejor tenista argentina de todos los tiempos aportará dinero para colaborar con los juveniles
(0)
28 de mayo de 2003  

PARIS (De un enviado especial).- Es verdad, aunque parezca una exageración: todo el mundo habla de los argentinos. Que son candidatos, que tienen un futuro enorme, que el futuro para nuestro tenis es promisorio. Pero las palabras hay que tomarlas con cautela y no dejar que la marea distraiga. La reflexión viene a cuento debido a que la prueba de juniors no contará con ningún jugador de nuestro país.

Apenas llegado de Buenos Aires, Gustavo Luza, capitán del equipo de la Copa Davis y director de la Escuela de Alto Rendimiento de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), dijo que se debe a que los chicos, debido a la crisis económica, no pudieron viajar en los últimos dos años, tal cual se hacía hasta hace muy poco con Coria, Nalbandian, Clarisa Fernández y Salerni. Inmediatamente surgió la pregunta: ¿qué depara entonces el futuro?

Luza, orgulloso, dijo que, afortunadamente, había un as en la manga: hace unas semanas, Gabriela Sabatini se reunió con la gente de la AAT para manifestarle que pretendía acercarse al tenis y colaborar con dinero para que los juveniles pudieran tener la oportunidad de viajar, competir y formarse en el exterior.

No se habló de cifras, pero sí se supo que mucho tuvo que ver en esto la relación que la mejor jugadora argentina mantiene con Alberto Osete, que la preparaba físicamente en sus días como tenista y que actualmente se desempeña en la Escuela. Eso sí, otro detalle del secreto es que Gaby, de 33 años, está dispuesta a jugar exhibiciones por todo el mundo para recaudar fondos para este programa de desarrollo.

Por este gesto de Sabatini, que ayer estuvo aquí observando el éxito de Gastón Gaudio ante Paul-Henri Mathieu, Emiliano Massa, hermano de Edgardo, y el correntino Leonardo Mayer viajarán a Europa, junto con los entrenadores Luciano Benincasa y Mariano Gaute, para participar en dos torneos en Italia y tres en Francia. Además, otra parte del dinero servirá para realizar campus en el interior del país, utilizados por Luza y compañía para detectar talentos. Ah, la ganadora del US Open 90 y la medalla plateada en los Juegos Olímpicos de Seúl no impondrá o apadrinará a ningún jugador: respetará fielmente a los elegidos por los que manejan la Escuela de Alto Rendimiento.

Cuentan quienes estuvieron cerca que, fiel a su estilo, Sabatini no pretende ser patrocinante o sponsor, sino que se trata de una donación por las ganas que la ex N° 3 del mundo tiene de devolverle cosas al deporte que la hizo conocida en el mundo.

Más allá de la situación económica de nuestro país y de la AAT, que el año último se vio envuelta en una crisis por un fuerte faltante en sus arcas, la figura de Gabriela aparece otra vez a lo grande. Como siempre lo fue, tanto dentro como fuera de los courts.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.