La cima esta muy cerca

Por Alfredo Bernardi De la Redacción de LA NACION
(0)
17 de mayo de 2003  

La fruta está madurando y todo indica que está a punto de entregar el mejor sabor en el instante justo. Cuando restan apenas nueve días para el comienzo de Roland Garros, en París, la cita más importante sobre polvo de ladrillo, el torneo soñado por los argentinos, la Legión hizo formal su desembarco en Europa, evidenciando sus intenciones en una prueba importante como la de Hamburgo, a orillas del río Elba.

Nalbandian, Coria, Calleri y Gaudio no hicieron más que confirmar que es una realidad todo lo que se viene especulando, tanto aquí como en el resto del mundo, sobre el poderío argentino. Haciendo un culto del paso a paso , lento, pero vital para que el resultado llegue en el momento preciso y debido, nuestros compatriotas ya no se conforman con la gloria de un simple título de ATP, sino que, gracias a ese crecimiento permanente y sostenido, se cuelan con asiduidad en definiciones de pruebas que hasta no hace muy poco tiempo estaban reservadas para otra clase de nombres.

Por eso es que lo de la madurez es una certeza. Tan real y palpable que permite aventurar una actuación interesante en el Bois de Boulogne, con perspectivas de contar con protagonistas en las instancias decisivas.

Hagamos un repaso: dos victorias por 5-0, sobre polvo de ladrillo, le permitieron a la Argentina clasificarse, por segundo año consecutivo, para la semifinal de la Copa Davis; se llevan disputados cinco meses de la temporada y es igual la cantidad de definiciones con presencia legionaria ; las dos clasificaciones de la ATP (Carrera de los Campeones y Ranking de Acceso) muestran una abrumadora presencia argentina, convirtiendo a la Legión en el fantasma más temido por las dos grandes potencias, España y los Estados Undos, dominadores del circuito, con 13 conquistas a lo largo de este 2003.

Los courts del mundo contemplan expectantes el suceso argentino. Y a un cuarto de siglo de las grandes hazañas de Guillermo Vilas, nuestro deporte blanco está a punto de vivir otro momento histórico. La ansiada cima empieza a vislumbrarse.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.