La Davis toma color con el arribo de los australianos

Susto para Cañas: se resintió en el tobillo derecho, pero no tendrá problemas para jugar
(0)
30 de enero de 2002  

Sólo faltan nueve días para el regreso formal de la Argentina al Grupo Mundial de la Copa Davis después de una década de ausencia. Y mientras el equipo argentino sigue su preparación, sólo alterada por un pequeño susto que generó el tobillo derecho de Guillermo Cañas, hoy, poco después del mediodía, se producirá el arribo de Australia, el subcampeón del año último.

Anteanoche Cañas, el mejor argentino de la actualidad, salió a correr por Palermo junto con su preparador físico, Fernando Cao. El N° 12 de la Carrera de los Campeones patinó y se resintió de la lesión del tobillo que sufrió en la primera rueda del Abierto de Australia, cuando se enfrentaba con el tailandés Paradorn Srichaphan. Inmediatamente, la zona afectada fue tratada con hielo y, por precaución, en la mañana de ayer Cañas se efectuó una radiografía, tras la cual se comprobó que sólo se trata de un susto y que no corre riesgo su presencia ante los australianos.

Precisamente, el conjunto que conduce John Fitzgerald tiene previsto hacer hoy su arribo a nuestra ciudad. Junto con el capitán y el entrenador Wally Masur, llegarán Andrew Ilie, Wayne Arthurs y Scot Draper. Todd Woodbridge, uno de los mejores doblistas del mundo, llegará mañana. La delegación visitante se alojará en el Four Seasons Hotel, sitio en el que también se albergará la Argentina y las autoridades del encuentro.

Antes de partir de Melbourne, Ilie (102° en la Carrera de los Campeones y 98° en el Sistema de Acceso), que en Buenos Aires debutará en la Copa Davis se despreocupó por los problemas políticos y sociales de nuestro país, un aspecto que llevó a los australianos a pedir, entre otras cosas, un informe especial y la posibilidad de cambiar de ciudad el escenario del match. "Será una gran serie, que no se verá influida por la situación de la Argentina", le dijo a DPA.

Australia, una potencia del tenis, con 27 títulos en la Copa Davis -cuatro menos que EE.UU., el máximo ganador-, no contará con la presencia de Lleyton Hewitt, el mejor jugador de la actualidad, que se repone de una varicela, Patrick Rafter, que se tomó un año sabático, y Mark Philippoussis, que, además de no haberse recuperado a pleno de una lesión en la rodilla izquierda mantiene diferencias con los dirigentes de su país.

Problema técnico

Un desperfecto técnico en las torres del court central del Buenos Aires impidió que el equipo nacional realizara anoche la prueba de luces (por el calor, la serie se jugará de 14 a 22) en esa cancha. Igualmente, los argentinos tuvieron su práctica nocturna en el court 15.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?