Tenis / El US Open. La lluvia lleva tres finales consecutivas