La Copa AT&T. La segunda cita, con crisis, pero con atrayentes figuras