La FIT analiza cambios reglamentarios. Las superficies, en la mira