"Los jugadores deben saber que el deporte es su mamá"

Vilas habló sobre su participación en la defensa del caso Chela, la Copa Davis y la Carrera de los Campeones
(0)
26 de diciembre de 2001  

Más allá de que esta entrevista se realizó antes de que se conociera el caso de doping de Guillermo Coria, Guillermo Vilas se refirió a la defensa del también sancionado Juan Ignacio Chela , también por un control positivo. Vilas resumió así su participación en el juicio deportivo.

"Llegué sin avisar. Fui a Miami, donde sesionaba el Tribunal, y pedí hablar. Hice mi relato. Luego me preguntaron en qué momento me había enterado del problema de Chela. Dije la fecha exacta, me dijeron muy bien, gracias. Supuestamente, él no tenía salvación ahí adentro. Yo hablé del crecimiento del tenis en la Argentina, de la orfandad y de las autoridades del tenis argentino.

"Les hice un historial. De qué manera yo había sido asistido, de qué manera habían sido asistidos los juveniles en la Argentina. Les hablé de la orfandad del chico, que me viene a ver por primera vez cuando tiene este problema. Y les dije eso, que cuando todo se derrumba vinieron a verme a mí. Les agregué que viajé a Miami para contarles que en la Argentina no hay un sistema para constatar las cosas, que un tenista no puede ir solito a hacerse un control de orina a la Asociación sin que lo sepa el entrenador, que en la Argentina no hay un consejero, nada. Todo es dinero en la Argentina. Y yo, que tengo dinero, vengo a hablar por un compañero, que no conozco, pero que representa toda la parte fría y sin sentimiento de un deporte que creció demasiado rápido y al que las raíces les quedaron chicas. Y así me retiré."

-¿Cuál fue tu balance después?

-Mandemos raíces y más árboles después. Pero si vamos para arriba, sin raíces, nos vamos a caer todos. Los tenistas tienen que aprender que el deporte es su mamá. Y cuando tienen su problema, el deporte es su madre, es la familia la que los va a cobijar y proteger. No hay que buscar soluciones afuera sino adentro del deporte.

-Cambiando de tema, ¿cómo ves a la Argentina en el regreso al Grupo Mundial de la Copa Davis?

-Es un equipo duro, que va a jugar muy bien como local y no tan bien como visitante. La Argentina tiene un muy mal récord como visitante, incluso en mi época.

-¿Por qué la Argentina no juega bien afuera?

-Bueh... En mi época, los partidos que acá ganábamos por 5 a 0, afuera los ganábamos 3 a 2, pero los ganábamos. Es difícil jugar afuera. No son jugadores para tener público en contra. Cuando yo definí con Brasil, me tiraban de todo, escupidas por todos lados.

-¿Cómo analizás a estos N° 1, Kuerten o Hewitt respecto de los N° 1 de tus tiempos?

-Un N° 1 ahora es el verdadero, estoy de acuerdo con la Carrera. Mirá las vueltas de la computadora: no fui N° 1 por ella. Yo gané tres veces la Carrera y no quedé en el primer lugar.

-¿Para vos es justo el sistema?

-La Carrera es justa, el que gana más es el campeón. En el fútbol, te llamás Chacarita o River, pero los once del primer día no están en el último día. En el tenis, sí. Y ahora se dieron cuenta de que el otro es un ranking de clasificación. Lo están comprendiendo más. Pero igualmente, van a tener que reconocer algo más.

Hewitt fue el mejor con un título de Grand Slam y la semifinal de un Masters; yo, en el 77 gané dos títulos de Grand Slam y un total de 17 torneos y fui el N°2. El N° 1 es el que gana el campeonato. Racing seguramente ganará el campeonato; quizá no es el mejor equipo, pero es el que jugó mejor. Ahora te das cuenta de la injusticia de la computadora. El N° 1 tiene que salir por sumatoria de puntos. Con este sistema, en 1977, yo hubiese sido N° 1 antes de ganar el US Open. Mi año, que algunos pensaron que fue una porquería, pasó a ser uno de los mejores de la historia del tenis. Diría uno de los veinte mejores en 120 años de tenis, contando a todos los grandes.

Esta polémica la originó Ríos. Llegó al N° 1 sin ganar un Grand Slam. Había pasado antes con Lendl, pero después lo revirtió. Si hubieran hecho bien las cosas, en el 77 yo era uno, dos y tres del mundo juntos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.