La elección. Mancini, capitán