La Copa Davis. Mancini: "Somos unos privilegiados"