La vida después del doping: Maria Sharapova volvió a jugar un Grand Slam, le ganó a la N°2 del mundo y el público la ovacionó en el US Open