Nadal, en Roma: "Es imposible hablar de favoritos"