No se recuperó de su lesión. Nalbandian, sin Roland Garros, apuesta a Wimbledon