Nalbandian: "Tengo que estar con los dientes apretados"