Nick Kyrgios, otra vez en la mira: reventó una botella en la silla del umpire y se justificó con una excusa insólita

Kyrgios avanzó a cuartos de final del ATP 500 de Washington pero protagonizó otro polémico hecho
Kyrgios avanzó a cuartos de final del ATP 500 de Washington pero protagonizó otro polémico hecho Crédito: Captura de TV
(0)
2 de agosto de 2019  • 11:24

Una vez más, Nick Kyrgios mostró las dos caras de su misma moneda. En los octavos de final del ATP 500 de Washington venció a Yoshihito Nishioka por 6-2 y 7-5 en una hora y diecinueve minutos. Pero, en contrapartida, ocurrió un hecho que volvió a ponerlo en el centro de la polémica: reventó una botella en la silla del umpire y se justificó de una forma insólita.

El australiano de 24 años mostró lo mejor de su juego en el primer set, luciéndose con su gran talento para jugar al tenis y siendo ampliamente superior a su adversario japonés. Pero todo cambió en el segundo set: decayó su concentración, cometió muchos errores en el saque y empezó a hablarse y autoboicotearse, algo que le suele ocurrir habitualmente.

Así, en uno de los descansos, cuando nada ocurría, le tiró un botellazo a la silla del umpire Gianluca Moscarella y le produjo un agujero. Ante la situación, el juez italiano le aplicó un warning y le pidió una explicación sobre lo ocurrido, aludiendo que su computadora casi se cae al suelo. ¿Cuál fue la respuesta de Kyrgios? "Se me cayó de la mano, se me resbaló. Estaba tratando de tomar y se me resbaló de la mano".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.