La reina del dobles. No le preocupan las diferencias