Otro buen paso de Mónaco: se metió en las semifinales en Malasia