Sin dudas. Para los favoritos, un debut sin exigencias