Rafael Nadal: "Me incomodó mucho no venir a la Argentina hace un año"

El español dijo que jugar otra vez en Buenos Aires "era algo que le debía a los organizadores"; elogios a Gaudio (su verdugo en 2005), Messi y Cristiano Ronaldo
(0)
23 de febrero de 2015  • 14:33

Es una realidad. Rafael Nadal ya está en Buenos Aires, donde desde mañana (en dobles) y el miércoles (en singles) participará del Argentina Open . Un Rafa distendido reconoció en conferencia de prensa que se sentía en deuda con los organizadores del ATP de Buenos Aires desde hacía un año, cunado una inoportuna lesión en la espalda le impidió venir.

"Me resultó muy incómodo no haber podido venir el año pasado. Uno sabe lo que cuesta organizar un ATP 250, y no haber podido cumplir con los organizadores me dejó mal. Por suerte este año pude organizarme para venir, que es algo que le debía a este torneo", expresó.

A 10 años de su primera y única participación en el Lawn Tennis Club (en 2005 perdió en cuartos de final contra Gastón Gaudio , luego campeón), el español se prepara para iniciar mañana junto a Juan Mónaco, al que calificó como uno de los mejores amigos que tiene en el circuito, el torneo de dobles, y al día siguiente, el individual.

9 argentinos hay en el cuadro principal del ATP porteño: Mayer debuta esta tarde (a las 18.45, vs el francés Stephane Robert), Mónaco y Machi González, que se medirán esta noche desde las 21, Berlocq, Delbonis, Schwartzman, Andreozzi, Zeballos y Olivo. Hoy, desde las 13.45, la última rueda de la clasificación: Argüello vs. Collarini, Bagnis vs. Monteiro (Brasil), Cecchinato (Italia) vs. Duran y Molteni vs. Volandri (Italia).

"Llego con una motivación distinta porque vengo de una etapa que no fue buena para mí. Pasé los últimos siete meses bastante complicado e inactivo. Mi motivación es simple: recuperar el tiempo perdido y para ello debo trabajar día a día, y semana a semana", manifestó el número 4 del mundo.

"Físicamente estoy bien. En Río de Janeiro, creo que no hice una mala semana, gané partidos buenos, aunque perdí uno que no debería haber perdido, aunque también es cierto que el horario del partido anterior fue extraño. Tuve calambres, que casi nunca tuve en mi vida, y lo cierto es que el rival jugó mejor que yo y aprovechó mejor los momentos límite. Me hubiera gustado ganar allá, pero no se dio", expresó.

En relación a su ritmo de competencia, Nadal afirmó: "Estoy más cerca del nivel que quiero llegar ahora que hace un mes, de manera que siento que estoy dando pasitos hacia adelante y eso es bueno. Es como una escalera que debo subir escalón por escalón. Espero subir en Buenos Aires un escalón más."

Ante la consulta relacionada con el lugar que ocuparía en la historia del tenis, Rafa eludió la respuesta con humildad: "Desgraciadamente no puedo contestar. No sería lógico que yo me situara en un lugar de la historia. Por suerte, aquí y en el mundo hay gente mucho más capacitada que yo para analizar dónde estoy yo en la historia. Eso sería lo lógico."

El oriundo de Manacor, hincha de Real Madrid en el fútbol, también se refirió a Messi y a Cristiano Ronaldo, a quienes elogió: "Como amante del fútbol, tengo la suerte de disfrutar de los dos mejores jugadores que yo he conocido. Y puedo disfrutarlos cada fin de semana y en cada copa europea. Con el correr de los años, estos dos jugadores han establecido unos números que son casi imposibles, que tomarán mayor trascendencia aún cuando ambos ya no jueguen más."

Cuando le preguntaron por aquel partido ante Gaudio de 2005, Rafa recordó: "Aquel encuentro con Gastón fue extraño porque se dio un resultado raro (perdió 6-0, 0-6 y 1-6). Gastón venía de ganar Roland Garros. Yo no jugué mal, pero él estaba muy seguro y era muy complicado ganarle en esa época. Yo nunca encontré la forma de ganarle. Gastón es uno de los jugadores más duros en polvo de ladrillo. A partir de esa derrota comencé a tener una racha de victorias en mi carrera que fue increíble. Y el ambiente de aquel partido, aún cuando perdí, fue inolvidable. Y aprovecho para desmentir que yo haya roto raquetas aquel día. Jamás rompí raquetas en mi carrera."

De cara al debut en dobles, Rafa reconoció: "Hablé con Pico por mensajes anoche. Ni sé cómo estamos para jugar mañana el partido. Estaremos con la ilusión de jugar. Tanto para mí como para él será un momento bonito, y espero que lo pasemos lo mejor posible y ganemos. Jugar el dobles siempre es un entrenamiento para el individual. Juego con Pico, que es uno de mis mejores amigos del circuito. Aparte de ganar, espero poder pasarla bien y divertirme."

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.