Roger Federer no participará en los Juegos Olímpicos: para recuperar su rodilla estará inactivo hasta 2017