Rusia, la última escala para lograr la Davis