Safin, en la búsqueda de su segundo Grand Slam

El ruso se impuso a Haas y se medirá en la medianoche de hoy con el sueco Johansson
El ruso se impuso a Haas y se medirá en la medianoche de hoy con el sueco Johansson
(0)
26 de enero de 2002  

MELBOURNE (DPA).- Marat Safin pasará algunas horas de su cumpleaños N° 22 sobre una cancha de tenis, pero el mejor regalo puede llegar de sus propias manos. El ruso, 9° favorito, se clasificó finalista del Abierto de Australia al superar al alemán Tommy Haas por 6-7 (5-7), 7-6 (7-4), 3-6, 6-0 y 6-2, en 4h28m, y buscará el segundo título de Grand Slam de su carrera -el primero fue el US Open de 2000- ante el sueco Thomas Johansson , 16° preclasificado. Será esta medianoche, hora argentina (televisa ESPN).

Safin, 11° en el Sistema de Acceso y 54° en la Carrera de los Campeones, logró imponerse en el partido más largo del torneo, al superar las 4h11m del encuentro entre Gastón Gaudio y Nicolás Lapentti, por la tercera rueda.

En esta ocasión, Safin recibió un guiño de la fortuna, porque cuando estaba dos sets a uno abajo, la lluvia interrumpió por casi una hora la semifinal. El ruso no le encontraba la vuelta al partido, e incluso recibió una advertencia al destrozar una raqueta en el tercer game del segundo set, que luego ganó en el tie-break.

Durante los 50 minutos que se utilizaron para secar la cancha y cerrar el techo móvil del Rod Laver Arena, Safin aprovechó para pedir asistencia. "En la primera parte del partido no podía mover las piernas, no podía correr. Haas me dominaba y estaba jugando muy bien. Gracias a Dios llegó la lluvia, porque ese descanso permitió mi recuperación. Si no hubiera sido así, no habría ganado ", explicó el ruso, y expresó que había otros motivos para su bajo nivel en ese momento, pero se negó a revelarlos: "Es un secreto", se limitó a decir.

Cuando se reanudó el partido apareció un nuevo Safin , que apretó el acelerador y ganó los dos sets restantes cediendo apenas un par de games y con saques a más de 210 km/h.

Safin adelantó que tendrá un duro encuentro ante Johansson, un rival al que enfrentó en tres ocasiones (2 a 1 para el ruso), todas en 2001. "Nadie quiere jugar con él. El servicio, la devolución y el juego desde el fondo son lo que más trabajo me va a dar", aseguró.

El Cañonero ruso, hasta hace poco afincado en Valencia y ahora residente en Ginebra -se mudó para olvidarse de una ex novia española-, sigue el camino que ya recorrió antes su compatriota Yevgeny Kafelnikov, campeón en Melbourne en 1999 y finalista en 2000.

Haas reconoció que en los dos últimos sets bajó bastante su ritmo. "Al regreso sentí un poco de cansancio en las piernas y ya no tuve la movilidad del principio, pero no le voy a quitar mérito a Safin, que me ganó bien", comentó.

Después de un 2000 inolvidable, en el que alzó su primer trofeo de Grand Slam en Flushing Meadows y estuvo muy cerca de quedarse con el N° 1 de la Carrera de los Campeones, Safin sufrió un severo bajón por lesiones y bajo rendimiento. Esta vez parece estar dispuesto a enderezar su carrera. Y para ello, intentará celebrar su 22° cumpleaños con una victoria a lo grande.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.