Se perdió algo más que una serie