Seles frenó a Venus Williams y se enfrentará con Hingis

En el cuadro masculino, Novak y Johansson se clasificaron semifinalistas por primera vez en un Grand Slam
(0)
23 de enero de 2002  

MELBOURNE (DPA).- La vieja campeona vio la oportunidad y se aferró sin dudar. Pasaron casi tres temporadas desde la última vez en laque Monica Seles había alcanzado las semifinales de un Grand Slam. Cuádruple campeona aquí, la norteamericana de origen serbio, octava cabeza de serie, entregó una dosis de vigencia al vencer a la su compatriota Venus Williams (2a) por 6-7 (4-7), 6-2 y 6-3 y luchará, ante la suiza Martina Hingis (3a), por un lugar en la final del Abierto de Australia.

Hingis logró su pasaporte al eliminar a la italiana Adriana Serra-Zanetti por 6-2 y 6-3. Y en cierto modo, la suiza que no sabe lo que es ganar un torneo de Grand Slam desde 1999, habrá esbozado una sonrisa tras el resultado de Seles, pues las Williams son el gran fantasma de su carrera. Y ya no queda ninguna en el camino.

La otras semifinalistas saldrán de los encuentros que se disputaban anoche, al cierre de esta edición: por un lado, el Frente Belga definía a su candidata con el enfrentamiento entre Kim Clijsters (4a), novia de Lleyton Hewitt, algo que la convirtió, por adopción en la favorita de los australianos, y Justine Henin (6a); la ganadora de este match se medirá con la triunfadora del partido que sostenían, en la madrugada, la norteamericana Jennifer Capriati (1a) y la francesa Amelie Mauresmo (7a).

Entre los varones, dos desconocidos en esta clase de instancias en un Grand Slam, el checo Jiri Novak y el sueco Thomas Johansson (16a) están viviendo el mejor tenis de su carrera y lucharán entre sí por un lugar en la definición.

Novak eliminó al austríaco Stefan Koubek por 6-2, 6-3 y 6-2 y Johansson hizo lo propio con su compatriota Jonas Björkman por 6-0, 2-6, 6-3 y 6-4.

Al cierre de esta edición, se conocían los nombres de los otros dos semifinalistas. El chileno Marcelo Ríos se enfrentaba con el alemán Tommy Haas (7°) y el ruso Marat Safin (9°) lo hacía con el sudafricano Wayne Ferreira.

  • El regreso de Monica . Cuentan que a aquellos que pertenecen a la raza de campeones siempre llevarán consigo el instinto que los hace diferentes. Monica Seles pertenece a ese grupo. Irrumpió con todo a principios de los noventa -arrasó con 8 títulos de Grand Slam-, pero se vio obligada a y que se vio obligada a detener su carrera por el atentado -un cuchillazo por la espalda- que sufrió el 30 de abril de 1993, mientras se medía con la alemana Steffi Graf, en Hamburgo. Combatió sus temores y medios y volvió a fines de 1995. Llegó a la final del US Open y, en enero del año siguiente, se coronó campeona en este torneo. Pero la felicidad le duró muy poco. Su padre Karolj falleció en mayo de 1998. Y Seles, pese a sus condiciones, dejó de tener presencia en las etapas decisivas de los grandes torneos.
  • Ayer se encontró con Venus Williams, que acumulaba una serie 24 victorias, dos títulos de Grand Slam consecutivos (Wimbledon y US Open), pero que no estaba en óptimas condiciones físicas. Una molestia en la pieran izquierda la obligó a una atención en los vestuarios por una fisioterapeuta de la WTA cuando el encuentro estaba 7-6 (7-4) y 1- 3 en su favor.

    Venus volvió, fue un compendio de errores y la vieja campeona, con paciencia, se fue de la cancha con una victoria y con ganas de volver. Por más que el choque tan esperado (Williams-Hingis) sea imposible en esta oportunidad, habrá una saludable promesa de espectáculo. Porque tanto Seles como la suiza hace tiempo que no llenan sus alforjas con los títulos que dan prestigio. Esos que permiten vivir un rato de gloria.

    Etlis y Suárez, en cuartos

    Los argentinos Gastón Etlis y Paola Suárez vencieron a Leander Paes (India) y Miriam Oremans (Holanda) por 6-4, 6-7 (0-7) y 7-6 (10-5) y pasaron a los cuartos de final en dobles mixto; en juniors, Brian Dabul (1°) cayó ante el norteamericano Robert Yim por 0-6, 6-2 y 6-1 en un encuentro por la segunda rueda.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?