Abierto de Australia. Suárez, en lo más alto