Un problema muscular privó al Peque Schwartzman de seguir en el ATP 500 de Río

Fuente: AFP - Crédito: CARL DE SOUZA
(0)
20 de febrero de 2019  • 21:13

Luego de llegar a la final en el ATP 250 de Buenos Aires la semana pasada, Diego Schwartzman buscaba revalidar el título en el ATP 500 de Río de Janeiro, que también se juega sobre polvo de ladrillo. Pero un problema en su isquiotibial derecho lo obligó a abandonar en la reanudación de su partido con el uruguayo Pablo Cuevas, que ganaba por 6-1 y 4-1. El encuentro se había suspendido ayer por lluvias cuando Cuevas se imponía por 0-3 y 15-40 en el primer set. El Peque, que ya no podrá defender los puntos ganados el año pasado, se realizó estudios médicos para ver el grado de alcance de la lesión.

Pero el Peque no fue el único argentino que no pudo superar la primera ronda del torneo de Río. Carlos Berlocq, que había ingresado al cuadro principal como Lucky Looser, cayó contra el noruego Casper Ruud, quien accedió proveniente de la clasificación; Guido Pella no pudo hacer nada frente al quinto preclasificado del torneo, el portugués Joao Sousa, quien lo eliminó en tres sets. Guido Andreozzi, por su parte, cayó con el boliviano Hugo Dellien, otro tenista proveniente de la clasificación. Leonardo Mayer tampoco pudo con el español Jaume Munar, quien le ganó en sets corridos. Los únicos dos argentinos en carrera son Federico Delbonis (se mide en segunda ronda con el español Albert Ramos Viñolas) y Juan Ignacio Londero, que vive el mejor mes de su carrera profesional luego de ganar su primer título en Córdoba. El tenista de Villa María jugará en segunda ronda con Pablo Cuevas, verdugo de Schwartzman.

La pesadilla de los favoritos

El Río Open de 2019 no arrancó nada bien para los máximos candidatos al título. Prueba de ello fue la derrota del principal favorito del cuadro, el austríaco Dominic Thiem. Ayer, el número 8 del mundo perdió en sets corridos con el serbio Laslo Djere. El segundo favorito, el italiano Fabio Fognini, tampoco pasó el debut: cayó con el invitado canadiense Felix Auger-Aliassime (número 104 del mundo). El tercer preclasificado, el italiano Marco Cecchinato, tampoco pudo prolongar su buen momento tras consagrarse campeón en el ATP 250 de Buenos Aires y fue superado por el esloveno Aljaz Bedene. Schwartzman, que se retiró ante Cuevas, era el cuarto preclasificado. El sexto, el serbio Dusan Lajovic, también perdió. Fue ante el inglés Cameron Norrie, 62º del ranking. La misma suerte corrió el séptimoc preclasificado, el tunecino Malek Jaziri (derrotado por el argentino Delbonis). Y lo mismo le ocurrió al octavo, el chileno Nicolás Jarry: lo eliminó el español Roberto Carballes Baena. El único del club de los ocho preclasificados que se mantiene en carrera es el portugués Joao Sousa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.