Un regreso con bronca

Tras la caída con Eslovaquia, volvieron el capitán Mancini, Coria y Nalbandian, que dijo: "Se pudieron haber hecho mejor las cosas"
(0)
28 de septiembre de 2005  

El equipo argentino de Copa Davis, que el fin de semana último perdió por 4 a 1 con Eslovaquia por las semifinales del Grupo Mundial, regresó ayer por la mañana al país envuelto en la bronca lógica que produjo un resultado que estuvo lejos del esperado.

"Tengo mucha bronca. Creo que se pudieron haber hecho mejor las cosas. Si las hacés bien y perdés, bueno. Pero así? te queda un sabor amargo. Nosotros sabíamos que ellos eran rivales muy duros, pero quizás subestimamos un poco el nivel que podían llegar a tener".

En un breve contacto con la prensa en el aeropuerto de Ezeiza, Nalbandian agregó: "La cancha estaba muy rápida, pero eso no es excusa", sostuvo Nalbandian, cuya autocrítica continuó: "No jugué bien el dobles".

A Guillermo Coria, que perdió los dos partidos que disputó, frente a Karol Beck y Dominik Hrbaty, se lo vio apenado por su rendimiento: "Hice lo que pude, pero ellos tuvieron un rendimiento excelente. Jugué en una superficie que no es la mía, que no me favorece e intenté de todas formas. Busqué cambiar mi juego, ser más agresivo, aunque no hubo caso".

El joven de Venado Tuerto también dijo: "No estoy contento por el resultado, pero sé que al menos dejé todo en cada punto".

Alberto Mancini, el capitán del equipo, se mostró conforme con lo hecho en Bratislava y elogió el gran trabajo de los eslovacos. El misionero fue categórico: "Los eslovacos jugaron muy bien. Fueron ellos los que nos ganaron la serie".

Sobre la superficie, Luli Mancini aclaró que era "bien rápida, más que lo normal", pero no lo tomó como una excusa para justificar la derrota. "Tuvimos ciertos momentos para cambiar un poco la historia, tanto en los dos singles de Guillermo como en el dobles. Pudimos haberlo dado vuelta, pero no se dio y entonces queda un sabor amargo", afirmó el capitán.

Por último, Mancini manifestó: "El saldo es bueno, fue un año positivo. Le ganamos a Australia como visitantes y ése era un escollo muy grande. No tuvimos suerte con el sorteo".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?