Una ampolla, la gran rival de Rafa Nadal para seguir en Melbourne