Vilas estuvo en Flushing Meadows a 39 años de su conquista del US Open y se llevó una ovación

La imagen de Vilas, en las pantallas del Ashe
La imagen de Vilas, en las pantallas del Ashe Crédito: @puppotenis
El mejor tenista argentino de la historia siguió la final entre Djokovic y Wawrinka, y fue aplaudido, a casi cuatro décadas de su triunfo en el abierto estadounidense
(0)
11 de septiembre de 2016  • 18:38

NUEVA YORK (de un enviado especial).– En los descansos entre games de la final masculina del US Open , las cuatro pantallas gigantes del estadio Arthur Ashe mostraban a personalidades presentes en el estadio, mayormente actores, aunque también varios ex campeones. Luego del 3-0 inicial de Djokovic y de que apareciera en las imágenes Michael J. Fox (“Volver al futuro”), fue el turno de Guillermo Vilas , debajo del cual el zócalo indicaba su nombre y “campeón del Abierto de Estados Unidos de 1977”.

Precisamente este domingo se cumplieron 39 años del día en el que el tenista más grande de la Argentina conquistó el US Open, que por entonces se disputaba en Forest Hills. El público aclamó al argentino, que respondió con una sonrisa, antes de que lo sucediera en las pantallas uno de los más grandes: el australiano Rod Laver, también ovacionado.

El marplatense, de quien hace pocos días se supo que espera un cuarto hijo, llegó hace varios días a Nueva York y alcanzó a ver el último partido de Juan Martín del Potro (frente a Stan Wawrinka), aunque se retiró un par de juegos antes del desenlace, pasada la 1 de la madrugada del jueves, y se perdió la ovación que conmovió al tandilense.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.