Zabaleta y Nalbandian, las sonrisas en Nueva York

El tandilense sorprendió con su victoria ante el francés Grosjean, 8° favorito; cayeron Calleri, Salerni y Díaz Oliva
El tandilense sorprendió con su victoria ante el francés Grosjean, 8° favorito; cayeron Calleri, Salerni y Díaz Oliva
(0)
29 de agosto de 2001  

NUEVA YORK.- El saldo de los argentinos continúa siendo negativo en su paso por el cuarto Grand Slam de la temporada. La segunda jornada del US Open se cerró con dos triunfos y tres traspiés. Pero aunque la Legión sigue perdiendo integrantes -ayer cayeron Agustín Calleri, Mariana Díaz Oliva y María Emilia Salerni-, hubo un par de victorias que contaron con aspectos positivos, más allá de los triunfos en sí.

El primer festejo fue el de Mariano Zabaleta, que después de mucho tiempo mostró el juego que alguna vez lo llevó a estar dentro de los 25 mejores. Buen servicio, solidez, convicción y mentalidad fueron los atributos con los que eliminó al francés Sebastien Grosjean, 8° favorito y semifinalista en Australia y Roland Garros este año, por 6-4, 6-3 y 6-4.

Una victoria importante. Porque el tandilense arrastra un bajón importante desde aquella fatídica serie de los sillazos por la Copa Davis, ante Chile. Ese viernes de abril de 2000 marcó un punto de inflexión en su juego. Tanto, que a principios de este año dejó de entrenarse con Eduardo Infantino, la persona que lo acompañaba desde fines de 1997.

Pero ayer, Zabaleta, que ahora es conducido por el uruguayo Marcelo Filippini, volvió a ser el de antes. Hasta sus gestos son distintos.

Ayer contaba con una ocasión excelente. Nunca había superado la primera rueda del US Open. Enfrente tenía a un jugador de excelente rendimiento en el año. Y para alguien que ya sabe lo que es ganarle a un nombre importante, Grosjean era una oportunidad clave para mostrar los signos de recuperación.

Y Zabaleta lo hizo. Dio vuelta un 0-3 en el capítulo inicial, ttuvo confianza para sostener el envión en el segundo set y le puso temperamento para cerrar el pleito, después de estar 1-3 en el parcial decisivo.

"Vine a Nueva York con la ilusión de realizar un buen torneo y la verdad es que me siento con ganas y haciendo bien las cosas. No me desesperé como me pasaba antes", dijo Zabaleta, que ahora se medirá con el norteamericano Taylor Dent, hijo de Phil, aquel recordado tenista australiano.

Después le tocó celebrar a David Nalbandian, que derrotó al ruso Alex Bogomolov por 6-1, 3-6, 6-4 y 6-4. El jugador de Unquillo, de 19 años, tiene buenos recuerdos de Flushing Meadows, donde fue campeón junior en 1998. Tres años después de aquella conquista llegó para disputar su primer Grand Slam como profesional, en el que ingresó tras superar la clasificación.

Considerado una promesa, Nalbandian, que tiene como coach a Gabriel Markus, dio sus primeros pasos como profesional con escasa fortuna. "Pasé un año y medio difícil, en una transición que algunos jugadores hacen rápido y otros no superan nunca. A mí me costó ese tiempo", explicó ayer.

La recuperación comenzó este año, con buenos resultados en las últimas semanas. Dueño de un buen juego sobre cemento, Nalbandian se medirá mañana con el francés Nicolas Escude (31°). "Será duro, pero ojo, que en Flushing estoy invicto", comentó el argentino.

Adiós al cemento . El que tuvo una rápida despedida fue Calleri, otro conducido por Markus. El año último había sido el de mejor rendimiento, con una recordada despedida en el estadio Arthur Ashe ante Pete Sampras. Ayer cayó ante el marroquí Hicham Arazi por 6-3, 6-3, 4-6, 5-7 y 6-3.

También se despidieron Díaz Oliva y Salerni, con lo cual ya no quedan representantes de nuestro país en el cuadro femenino. Díaz Oliva, que ayer se convirtió en la única representante latinoamericana en la WTA, fue eliminada por la eslovaca Henrieta Nagyova por 6-0 y 6-4.

Salerni, campeona juvenil aquí el año último, perdió con la alemana Anke Huber por 6-2 y 6-4. "Esperaba estar mejor, dentro de las cien primeras. Tengo bronca. Una se prepara con todo para estos campeonatos pero tuve mala suerte. Habrá que romperse el alma. Antes me tocaba estar arriba, ahora no", declaró la rafaelina.

Cañas, Gaudio y Acasuso

NUEVA YORK (EFE).- Hoy habrá otros tres argentinos que intentarán seguir los pasos de Zabaleta y Nalbandian. Se trata de Guillermo Cañas, Gastón Gaudio y José Acasuso, quienes debutarán en el US Open.

Cañas (27°) se enfrentará con el australiano Wayne Arthurs, Gaudio se medirá con el bielorruso Max Mirnyi, la previa de un duelo que revivirán en Córdoba, a fines de septiembre, por la Copa Davis. Acasuso jugará con el español Félix Mantilla. También se presentará Gustavo Kuerten (1°) ante Daniel Vacek.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.