Opinión. Tigre debería ser... y será